Bajo el volcán

El pasado domingo se produjo la esperada erupción del volcán de La Palma, que ha servido, entre otras cosas, para colocar a Canarias en el mapa, dando a muchos peninsulares la oportunidad de conocer un poco mejor estas lejanas islas, donde algunos tenemos la fortuna de residir desde hace tiempo. La visión del volcán, especialmente de noche, es un espectáculo que impresiona y atrapa. Sus destrozos son una tragedia para las casi mil familias, que ya han visto, o van a ver, como la lava destruye sus hogares y algunas propiedades agrícolas, llevándose por delante su patrimonio y muchos de sus recuerdos. Pero también es un regalo para la comunidad científica, que se encuentra con abundante material de estudio.

Por eso es importante que las diferentes administraciones, una vez pase la fiebre de las visitas de las autoridades para hacerse la foto oficial, (sin olvidar los "selfies" bajo el volcán, para poder presumir en los "wassaps" ante familiares y amigos), se pongan las pilas, para ayudar a todos los afectados, poniendo las menores trabas burocráticas posibles para solucionar su angustiosa situación cuanto antes.

La bolsa, mientras tanto, permanece ajena a los fenómenos de la naturaleza, que nos recuerda de cuando en cuando, nuestra pequeñez frente a ella. Y las acciones fluyen inquietas, buscando una vía de escape, hasta que disminuye la presión sobre ellas. Tras el susto, iniciado el viernes de vencimientos trimestrales, y la continuidad con la sesión bajista con que iniciamos la semana y que nos llevó hasta la importante zona de soporte situada en torno a los 8.600 puntos, (mínimo 8.551), parece que fue suficiente castigo y entre la sobreventa y los cazadores de gangas, nos dimos la vuelta para volver tras tres jornadas alcistas, al punto de partida recuperando el famoso rango lateral, (8.800 - 9.050), donde no comemos perdices. ni nos sentimos felices, pero si lo suficientemente tranquilos, por considerar la mayoría de los participantes en el mercado, que las valoraciones son correctas de cara al cierre trimestral.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo en los 8.853 y el máximo en 8.908, para acabar cerrando en 8.876. Buen cierre por hacerlo en la media de la sesión, respetando todas las referencias de control, en una extraña sesión con únicamente 55 puntos de rango.

El aspecto técnico ha vuelto a mejorar, al recuperar el peldaño de los 8.800 - 9.030 puntos, que habíamos perdido tras visitar rápidamente la cota de los 8.600 - 8.550 puntos, donde estuvimos a punto de jugárnosla, aunque felizmente no llegó la sangre al río. El rango amplio podemos situarlo para la semana próxima entre aproximadamente los 8.600 y los 9.100 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.800 o si no podemos con los 8.920. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.750 y de los 8.600 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los valores más significativos.

La semana (del 16 al 23 de septiembre), finaliza con un avance de 143 puntos equivalentes a una subida del 1,64 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 803 puntos, el 9,95 % de beneficios en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: se ha deslizado, al no poder sujetarse en los 4,10, a buscar apoyo a la zona de los cuatro euros, intentando un tímido rebote desde ahí. Mantener mientras no los pierda, mejor en cierre semanal que diario.

Santander: la pérdida de los 3,10, le llevó hasta la zona de los 2,90, donde estaba situado su siguiente apoyo, y desde donde parece que se ha dado la vuelta con muchas ganas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los tres euros.

BBVA: la pérdida de los 5,60, le precipitó hasta los 5,25, donde hizo doble suelo el lunes y el martes, precipitándose ladera abajo como cualquier trozo de magma expulsado por el volcán. Mantener mientras siga cerrando por encima de 5,30 para los medioplacistas o no pierda los 5,50 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: intentando encontrar suelo y llegando casi a los 9,10 mencionados en el último comentario, (mínimo del lunes 9,14). Liquidez salvo apoyo en la zona de los 9,10 o recuperación de los 9,40 euros.

Repsol: sigue como caballito ganador camino de volver a completar el equipo de fútbol. Mantener mientras siga cerrando por encima de los diez euros para los medioplacistas o no pierda los 10,60 para los perfiles más inquietos.

Inditex: una vez derribada la muralla de los treinta euros, parece que no encuentra resistencia hacia cotas más altas. por lo que, una semana más, me limito a ajustar sus referencias de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de 30,60 para los medioplacistas o no pierda los 31,80 euros para los perfiles más inquietos.

 

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. Son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.