A dos velas

No me refiero únicamente a las velas japonesas, tan familiares para todos aquellos aficionados al análisis técnico bursátil, que son más o menos, las que deben faltar para recuperar de nuevo el perdido rango lateral (8.800 - 9.030), sino a la escasez de dinero, no sólo en el mercado, sino en los bolsillos de la mayoría de los ciudadanos para llegar a fin de mes y eso que todavía no ha llegado el recibo de la luz.

Septiembre se hace largo y el cambio de estación influye en el ánimo, en la naturaleza y en las cotizaciones, ya que salvo honrosas excepciones, la mayoría de las acciones cotizadas parece que han apuntado a la caída de los precios, como si fueran árboles de nuestros parques, y además antes de tiempo, como si estuvieran afectadas por el cambio climático, incluso por el cambio de ciclo.

Para colmo de males, o de bienes, según como prefieran ver el famoso vaso, hoy tenemos la tercera cuádruple hora bruja anual, en la que vencen las opciones y futuros sobre índices y acciones y en la que suele darse aparte de mucha volatilidad y elevados volúmenes, algunas pistas sobre cuál puede ser la evolución del mercado en lo que queda de ejercicio.

Las empresas siguen ganando dinero, y los beneficios que obtienen justifican, en la mayoría de los casos, los niveles de las cotizaciones, pero hay mar de fondo y mucho miedo a lo que pueda suceder en el otoño incierto que estamos a punto de estrenar. Hay un dato estremecedor, el 55 % de los jóvenes entre 25 y 29 años sigue viviendo con sus padres, debido principalmente a la precariedad de sus trabajos que les impide emanciparse. Si a eso le añadimos que, salvo en los casos en los que los progenitores hayan sido autónomos, la pensión de jubilación de los padres es superior al sueldo de los hijos, parece evidente que el futuro que les espera, no es especialmente esperanzador.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto animando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo en los 8.659 y el máximo en 8.757, para acabar cerrando en 8.733. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, aunque alejado de las referencias de control.

El aspecto técnico se ha deteriorado al haber bajado un escalón tanto el rango estrecho, (8.590 - 8.800), como el amplio (8.590 - 9.030). Por lo que insisto en la importancia del cierre de hoy, una vez finalizado el vencimiento, de cara a las posibles pistas que pueda dejarnos el mercado sobre sus próximos movimientos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.730 o si no podemos con los 8.000. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.730 y de los 8.590 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los valores más significativos.

La semana (del nueve al dieciséis de septiembre), finaliza con un retroceso de 67 puntos equivalentes a una bajada del 0,76 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 660 puntos, el 8,17 % de beneficios en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: sigue igual por lo que hay poco que añadir, ya que ni rompe los 4,30, ni pierde los 4,10. Mantener mientras siga cerrando por encima de 4,10 euros.

Santander: la recuperación de los 3,10, vuelve a meterle en la partida alcista, pero con mucho miedo. Mantener mientras siga cerrando por encima de 3,10 euros.

BBVA: cotizar por encima de 5,60, invita aun nuevo tramo alcista, especialmente si siguen utilizándolo como comodín para mover los futuros y el vencimiento de hoy termina siendo alcista. Mantener mientras siga cerrando por encima de 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: la pérdida de los 10,20, para despeñarse por la catarata de los diez, le ha llevado a buscar apoyo en torno a los 9,30, (mínimo 9,172). Liquidez salvo apoyo en la zona de los 9,10 o recuperación de los 9,60 euros.

Repsol: ha sido el claro ganador de la semana, tras la incertidumbre del sector eléctrico, especialmente una vez recuperados los 9,50, que le han llevado en volandas hasta los diez. Mantener mientras siga cerrando por encima de 9,80 para los medioplacistas o no pierda los diez euros para los perfiles más inquietos.

Inditex: los buenos resultados le han ayudado a derribar la muralla de los treinta euros, que impedía últimamente la continuidad de sus avances. Mantener mientras siga cerrando por encima de 29,80 para los medioplacistas o no pierda los 30,60 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. Son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.