Sin novedad

Vuelven los españolitos al tajo tras el período estival para encontrarse con que todo sigue prácticamente igual, incluyendo los mercados. Salvo el recibo de la luz que llega a máximos históricos, sin que a nadie, salvo a los sufridos paganini parezca importarle, cuando sus consecuencias en la economía, especialmente en todo lo relacionado con la inflación y el IPC, pueden ser bastante más peligrosas, que la del SMI que con una subida de apenas 20 euros, que al parecer, según dicen algunos, va a tambalear, todavía más, la fragilidad del empleo en España.

No estaría de más que los siempre diligentes servicios de estudios de los diferentes organismos, tanto públicos como privados, relacionados con el sector, hicieran un informe creíble y no excesivamente partidista, sobre la posible incidencia de las dos variables en la evolución de la economía para los próximos meses.

Respecto al precio de la luz, la impresión general es que se les ha ido de las manos y el Gobierno no sabe realmente qué hacer. Si nos fijamos en lo que dicen "los posos de las cotizaciones",  tras un primer recorte en todas las acciones relacionadas con la comercialización y distribución de la energía, parece que ha pasado el susto y el miedo a algún tipo de intervención, que pudiera limitar en algún modo sus millonarios beneficios, ha sido superado, al haber recuperado, prácticamente la totalidad de las mismas, sus niveles de control.

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el mínimo en los 8.958 y el máximo en 9.020, para acabar cerrando en 8.981. Buen cierre por hacerlo casi en la media de la sesión, respetando todas las referencias de control.

El aspecto técnico ha variado poco desde el último comentario, al estar chocando contra la parte alta del rango estrecho, después de haber buscado apoyo en la parte baja del mismo. Aprovecho para recordar que el último marcado era (8.820 - 9.020), y curiosamente el máximo semanal ha sido 9.055 y el mínimo 8.783, perforando tanto el soporte como la resistencia en 37 y 35 puntos respectivamente. Para la semana próxima el estrecho lo dejo igual, ajustando el amplio a los (8.570 - 9.200).

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.880 o si no podemos con los 9.200. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.840 y de los 8.570 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los valores más significativos.

La semana (del 26 de agosto al dos de septiembre), finaliza con un avance de 89 puntos equivalentes a una subida del 0,98 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 908 puntos, el 11,24 % de beneficios en lo que llevamos de ejercicio.

Agosto ha terminado con una revalorización del 1,97 %.

Telefónica: continúa chocando contra la muralla de los 4,30 y no hay manera de derribarla. Dum, dum, ¿quién es?  beneficios a granel. Abre la muralla. Dum, dum ¿quién es? muchos euros a deber. Cierra la muralla. Y en esas estamos, aunque en cualquier caso sus referencias de control siguen siendo muy claras. Mantener mientras siga cerrando por encima de 4,10 para los medioplacistas o no pierda la zona de los 4,20 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: 3,20 en el Santander es el 4,30 de Telefónica y en esas estamos, sin perder el soporte de los 3,10 pero sin romper la resistencia mencionada. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,10 euros.

BBVA: llevan vidas paralelas con su colega cántabro, pero lo de ser de Bilbao parece que imprime carácter. 5,50 es a 5,60 como... Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,60 euros.

Iberdrola: se ha apuntado a su nuevo rango lateral, (10,20  -10,80), donde parece sentirse tan bien, que pasa de salirse de ahí. Mantener mientras siga cerrando por encima de 10,40 para los medioplacistas o no pierda los 10,50 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: la cercanía de los diez euros, (máximo 9,976), han sido palabras mayores, imponiéndose la toma de beneficios, volviendo, como en el juego de la oca, a la casilla de salida del último movimiento. Mantener mientras siga cerrando por encima de 9,50 para los medioplacistas o no pierda los 9,70 euros para los perfiles más inquietos.

Inditex: intentando recuperar la tranquilidad de los treinta euros, (máximo de ayer 30,05), pero le cuesta ir más allá. Mantener mientras siga cerrando por encima de 29,10 para los medioplacistas o no pierda los 29,60 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. Son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

  1. MCARTHUR says:

    Voy a contradecirle, Glez. ¿Cree usted que una perspectiva cierta de mayoría absoluta para Podemos carecería de impacto en los medios económicos? ¿Ha escuchado o visto a Pablo, Pablito, Pablete hablando de Hugo Chávez en Youtube? ¿A los podemitas en su salsa, lejos del escaparate de la Plaza Mayor? Que Syriza se la envaine en cierta medida ante Merkel y demás socios no hace presumir nada porque estamos al principio de la película, era previsible y tendrá que correr mucho celuloide hasta llegar al
    clímax y conocer después el desenlace. Podemos es una bomba de relojería maquillada desde hace meses. Tiene de positivo sus ideas republicanas, pero en términos económicos, con su par de catedráticos invitados y todo, deja mucho que desear. Su programa pasó del troskismo-leninismo-stalinismo al populismo comunista o socialista latinoamericano (de acreditado éxito palpable en la
    delincuencia y en los supermercados de Venezuela o en la Cuba de los Castro) y ahora, por exigencias del guion, recala en una especie de socialdemocracia sin gracia, insulsa, un sucedáneo que pretende ser escandinavo sin suecos, noruegos o finlandeses, sólo con españoles. En los mercados, sobre todo el nacional, tiene que haber alguien que sepa interpretar estas cosas.