Matilde no lleva tilde

Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid

Los lectores más jóvenes, igual no saben que las acciones de Telefónica se conocen como "Matildes" debido a una exitosa campaña publicitaria con Jose Luis López Vázquez a finales de los 60, invitando a participar a los españolitos de a pie, a hacerse accionistas, en una ampliación de capital, dando origen a lo que con el paso del tiempo algunos han llamado "capitalismo popular".

Desde entonces, es una acción que raramente falta en cualquier cartera de fondos conservadora que se precie, ni tampoco en las llamadas "carteras de la viuda", que son aquellas que buscan principalmente la rentabilidad por dividendo.

El caso es que la cotización al superar la cota de los 4,10 ha vuelto a animarse desde el punto de vista técnico, ayudada por la noticia de que pese a la elevada deuda, que ha conseguido reducir, dispone en caja de la totalidad de la misma. Hecho que ha animado a muchos operadores a mirarla con otros ojos, cambiando sus recomendaciones de compra, por lo que podría tener recorrido siempre y cuando el resto de las empresas que forman el Ibex 35 le acompañen, derribando la muralla de los nueve mil puntos, camino de los 9.300 y más allá.

Mención aparte merece el recibo de la luz, cuyo precio ha marcado hoy un nuevo máximo anual y que casi nadie es capaz de explicar y mucho menos de resolver, dándose la paradoja de que en el Gobierno de coalición llegan a hacerse oposición a ellos mismos como si el asunto les fuera ajeno. Como dato curioso recordar que en países de nuestro entorno como Francia, el Estado es el propietario del 83,5 % de Electricité de France (EDF) y que en Italia tienen el 25 % de ENEL, que a su vez es el mayor accionista de ENDESA, controlando el 70 %.

Por último, y como datos para la indignación. El precio medio a finales de julio en España era de 98,83 euros el megavatio hora (MWh), mientras que en Francia era de 48,66 y en Alemania de 46,10. Es decir que pagamos el 103 % más que Francia y el 114 % más que Alemania. Siendo los salarios mínimos de 1.108 euros en España (pendiente actualización), 1.585 en Alemania y 1.554 en Francia. El 43 % y el 40,25 % respectivamente superiores al nuestro.

La apertura con dudas, oscilando la jornada entre el mínimo en los 8.961 y el máximo en 8.999, para acabar cerrando en 8.979. Buen cierre por hacerlo casi en la media de la sesión, por encima de las referencias de control.

El aspecto técnico, continúa mejorando y la superación de la barrera de los nueve mil, abriría el camino hacia los 9.200 - 9.300, por lo que podemos ajustar los rangos. El amplio quedaría entre los 8.510 y los 9.200 y el estrecho entre los 8.790 y los 9.000 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.790 o si no podemos con los 9.200. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.650 y de los 8.510 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los valores más significativos.

La semana (del cinco al doce de agosto), finaliza con un avance de 143 puntos equivalentes a una subida del 1,62 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 906 puntos, el 11,22 % de beneficios en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: romper la resistencia de los 4,10 le ha dado alas, como el anuncio de la bebida energética. Mantener mientras siga cerrando por encima de 4,10 para los medioplacistas o no pierda los 4,20 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: ha roto, al igual que otros muchos valores, resistencias importantes, dejando el camino despejado hacia cotas más altas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,10 para los medioplacistas o no pierda los 3,20 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: cada vez más cerca de la media docena de euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,80 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: ha pasado a ser el patito feo del pelotón, después de haber funcionado estupendamente como refugio en tiempos de tormenta. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 10,20 euros.

Repsol: parece que tiene ganas de recuperar los diez euros, a ver si no tarda mucho en conseguirlo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,50 para los medioplacistas o no pierda los 9,70 euros para los perfiles más inquietos.

Inditex: el cambio de década se convierte en su barrera natural de crecimiento. Si la supera tendría recorrido, al menos teórico. Mantener mientras siga cerrando por encima de 28,80 para los medioplacistas o no pierda los 29,60 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra ni a la venta de acciones. Son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación