Euromillones

Empieza la lluvia de millones procedente de Europa para intentar mitigar los desastres de la pandemia y el siempre cauteloso "mercado", parece que pasa olímpicamente de celebrar la llegada del preciado "maná". Tal vez porque barrunta, que la situación no es tan halagüeña, como nos la presentan los medios de propaganda oficial.

La crisis de Gobierno pasa sin pena ni gloria y una de las mejores maneras de interpretarla es en clave de "control del reparto". Calviño es del agrado de las instituciones europeas y asciende a número dos y gente cercana al núcleo duro del partido, que lidera el Gobierno de coalición, se posiciona en sitios clave para las tomas de decisión.

Mientras la bolsa continúa cortando y recogiendo beneficios ante la posibilidad de que sigan evaporándose, siendo sensible al repunte de la pandemia y a todas las empresas relacionadas con el sector turístico, que han vuelto a ser las más castigadas. Destacando Meliá, resbalando por la pendiente de los seis euros y afectada además por la situación en Cuba donde tiene importantes intereses económicos.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que sigue abierto, complicando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo en los 8.507 y el máximo en 8.626, para acabar cerrando en 8.520. Mal cierre por hacerlo cerca de los mínimos de la sesión, cada vez más cerca de la importante referencia de control que hemos situado en torno a los 8.470 puntos.

El aspecto técnico, sigue deteriorándose y cada vez estamos más cerca de la importante zona de soporte situada en torno a  los 8.470 puntos, (mínimo de hoy 8.507), cuya pérdida sería desastrosa, por dejar la puerta abierta a la evaporación de los beneficios anuales. Por ello empieza a ser urgente recuperar cuanto antes la cota de los 8.800, que devolvería una cierta tranquilidad para lo que queda de verano.

El rango lateral amplio podemos dejarlo para la próxima semana, entre aproximadamente los 8.470 y los 9.030, y el estrecho, entre los 8.500 y los 8.730 puntos.

La recomendación, sigue esta semana siendo contradictoria. Para los perfiles inquietos y moderados es la de LIQUIDEZ, o cortos los que trabajan los dos lados del mercado, salvo apoyo en la zona de los 8.470 o recuperación de los 8.730 puntos. Mientras que para los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras, o poco perdedoras mientras sigamos por encima de la zona de los 8.470 puntos.

Resumen semanal y repaso de los valores más significativos.

La semana (del ocho al quince de julio), finaliza con un retroceso de 123 puntos equivalentes a una bajada del 1,42 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 455 puntos, el 5,16 % de beneficios en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: ha vuelto a quedarse en tierra de nadie, por lo que dejo intactas sus referencias de control. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 3,60 o recuperación de los 3,80 euros.

Santander: intentando sujetarse en la zona de los 3,10 euros, cuya consolidación, volvería a meterle de nuevo en la partida alcista. Mantener mientras los siga respetando al cierre.

BBVA: una vez recuperados los 5,10, toca reconvertirlos en soporte de referencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,10 euros.

Iberdrola: no ha reaccionado nada bien al descuento del dividendo y está haciendo equilibrios para no perder su referencia más cercana. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 10,20 euros.

Repsol: no se que pasa que lo veo todo negro. A ver si cambia pronto la sintonía de verano. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 9,20 o recuperación de los 9,60 euros.

Inditex: sigue recortando, sin que por el momento haya dado señal de entrada. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 27,60 o recuperación de los 28,40 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. Son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

  1. Agromenawer says:

    El efecto Consorcio bancario americano-europeo-FMI-Merkel ha dejado en la miseria a millones de europeos en el sur, es a ese efecto cuyas consecuencias llevamos viendo 8 años al que temen los ciudadanos de la ribera mediterránea. Que los españoles no se fíen de italianos y griegos y sí se fíen de los alemanes, solo demuestra que este sigue siendo un país muy desinformado y que nadie se ha enterado del papel del Deustche Bank y otros bancos alemanes en todo lo ocurrido.

    • LoLo69 says:

      Nada más que añadir, sí señor. Somos mediterráneos, no sajones. Pero nada, seguimos sin enterarnos.

  2. Hermman says:

    Lo que es una evidencia tanto en Grecia, como en España, es que importantes sectores de la ciudadanía no quieren saber absolutamente nada de los partidos "viejos", con discursos del siglo pasado y bastante de ellos reaccionarios. En España, como se aprecia de las muchas encuestas y de cualquier conversación en la calle, el rechazo -entre esos sectores de población- es más que evidente hacia el PP-PSOE, por considerarlos los verdaderos responsables y protagonistas de haber llevado con sus frívolas leyes, su prepotencia, arrogancia, clientelismo, pesebrismo, populismos e insensibilidad social.... a un importante número de personas a situaciones de extrema necesidad.