Corrección técnica

El mercado sigue con ganas de marcha. Hay exceso de liquidez y los bancos centrales no paran de dar ánimos demostrando en la práctica que van a seguir sujetando el andamio durante el tiempo que sea necesario. La inflación parece controlada y aunque la pandemia continúa desmadrada, el avance en la campaña de vacunación ayuda a despejar algunas dudas sobre la recuperación de la maltrecha economía, especialmente en todo lo relacionado con el sector servicios.

La gente está cada vez más harta de la política y de ver como utilizan las cifras de los fallecidos por la pandemia, para atacarse unos a otros, cuando parece evidente que la gestión del Covid-19 ha sido un auténtico desastre en lo que a responsabilidades políticas se refiere. Por ello no creo que le sorprenda a nadie que la entrevista a Rocío Carrasco ganase por goleada al debate de los candidatos a presidir la Comunidad de Madrid, en los medidores de audiencias de la noche del miércoles.

La banca se apunta a la moda de despedir como si no hubiera un mañana y ni siquiera CaixaBank, de la que el Estado, que como Hacienda somos todos, y seguimos teniendo el 16 %, se libra de ello. Mientras la bolsa sigue atrayendo parte del dinero ahorrado por las familias durante este año terrible, haciendo recordar una viñeta del siempre genial "El Roto" que tuve durante años colgada junto a la pantalla del ordenador y que decía más o menos así: "Me han recomendado invertir la indemnización del despido en acciones de la empresa que me despidió"

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo en los 8.527 y el máximo del cierre en 8.656. Magnífico cierre por hacerlo en la cresta de la ola de la sesión, respetando todas las referencias de control.

El aspecto técnico sigue prácticamente igual. Hemos hecho doble techo en los máximos anuales del 15 de marzo (8.740) y 19 de abril (8.741), y la corrección ha caído en martes, como el verano en Burgos. El hecho de haber aguantado en torno a los 8.480 - 8.430, mínimo (8.426), para rebotar desde ahí recuperando los 8.510, podemos interpretarlo como un señal de fortaleza, dentro de la debilidad que supone no haber sido capaces de derribar el muro de los 8.740 puntos.

Estamos en un momento interesante, ya que si rompemos la zona de resistencia mencionada, hay vía libre hasta aproximadamente los 9.200 puntos, aunque por el momento sea más deseo que realidad, pero que no me extrañaría que pudiera suceder aunque suene a bolsa ficción, especialmente si conseguimos seguir sin perder los 8.510 - 8.430 puntos en cierre semanal. El rango lateral amplio podemos dejarlo entre los 7.980 y los 8.740 y el estrecho entre 8.510 y 8.740

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.510, (súper inquietos 8.560), o si no podemos con los 8.740 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las la zonas de los 8.330 y de los 7.980 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los valores más significativos.

La semana (del 15 al 22 de abril), finaliza con un avance de 85 puntos equivalentes a una subida del 0,99 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 583 puntos, el 7,22 % de plusvalías en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: el apoyo en la zona de 3,70, (ha cerrado en 3,6935), sigue siendo buena señal pese a haber repetido el cierre de la pasada semana, esperemos que ahora sí tenga continuidad y haya vuelto a hacer suelo para una buena temporada. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,60 euros.

Santander: sigue con su movimiento lateral sin perder soporte ni romper resistencia, pese al susto que supuso verla cambiar el miércoles por debajo de 2,77. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,80 euros.

BBVA: el apoyo en 4,30 ha sido una buena señal para los que les gusta trabajar este valor. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,30 para los medioplacistas o no pierda los 4,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: otra semana más en la que la única tarea consiste en ajustar sus referencias al alza. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,40 para los medioplacistas o no pierda los 11,60 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: la pérdida de los diez euros puede complicar nuevamente su escenario, por lo que sería especialmente prudente si volviera a producirse en las jornadas que quedan para finalizar el mes. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 10,10 euros, (10,084 nos sirve).

Inditex: vuelve a mejorar su aspecto a medida que avanza la primavera y se acerca el verano. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 28,50 para los medioplacistas o no pierda los 29,10 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.