El último de la fila

Suena Manolo García en la lista seleccionada de Youtube a través de los altavoces del ordenador, una vez jubilada la vieja gramola. Tiempos nuevos, tiempos salvajes. Mientras avanza lentamente otra nueva sesión en un Ibex que no levanta cabeza y que se apunta a ser casi el último de la fila en lo que a revalorizaciones mundiales se refiere, tal vez para no ser menos que el paro juvenil o el número de fallecidos por la pandemia por cada cien mil habitantes, por poner sólo algunos ejemplos.

Uno que ya peina canas y ha sobrevivido a varias caídas bursátiles, está curado de espantos y ha visto en el mercado casi todo, desde el estallido de la burbuja de las puntocom y el atentado de las torres gemelas en 2001, la crisis financiera de 2008 o el tsunami de la pandemia en 2020, que se han llevado por delante a tres generaciones de bolsistas, transformando al mercado en algo muy diferente a lo que era en el Siglo XX del siglo pasado cuando los famosos no venta.

Con la aparición de los robots programados con algoritmos, capaces de vender y comprar en fracciones de segundo, el llamado inversor final, ha desaparecido o está pillado con "Matildes" a nueve euros o Repsoles a doce. Y nos guste o no, el mercado se está convirtiendo cada vez más en una especie de juego de azar, abierto 24 horas, dominado por la agrupación internacional de "trileros sin fronteras", que al igual que la banca, siempre gana.

Para colmo de males, salvando las distancias y aunque las comparaciones sean odiosas. Invertir en nuestro bolsín sería lo más parecido a ir al Bingo, hacerlo en Europa o Asia como acercarse al Casino y en Wall Street, si estás fino en tu apuesta, puede tocarte la primitiva o el euromillón.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo en los los 8.008 y el máximo en 8.095, para acabar cerrando en los 8.037 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por terminar respetando, por los pelos, la importante referencia de los 8.030 puntos.

El aspecto técnico sigue siendo bastante parecido al del último comentario, al seguir aproximadamente en los mismos niveles, definidos por un rango más amplio, comprendido entre los 7.680 y los 8.380. Y otro más estrecho entre los 8.030, incluso 7.990 y los 8.100 - 8.120 puntos. Sin olvidar que, según mi manera de trabajar al acercarme al mercado, por encima de los 8.030 puntos, especialmente si lo sigue respetando al cierre semanal, el Ibex 35 es alcista.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.030, o si no podemos con los 8.260 puntos. Los moderados y los conservadores  mientras sigamos cerrando por encima de las la zonas de los 7.910 y de los 7.680 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del cuatro al once de febrero), finaliza con un retroceso de 85 puntos equivalentes a una bajada del 1,05 %, dejando al IBEX 35 con una pérdida de 36 puntos, el 0,45 % de minusvalías desde que empezamos el ejercicio.

Telefónica: se ha quedado exactamente igual que la semana pasada por lo que hay poco que añadir. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,60 para los medioplacistas o no pierda los 3,70 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: por encima de los 2,70 confirma la posibilidad de continuidad alcista, convirtiéndose en la referencia de control más cercana. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,60 para los medioplacistas o no pierda los 2,70 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: como un cohete investigando lugares conocidos, pero abandonados desde hace meses, ojalá no se le acabe el combustible por el bien de sus sufridos y fieles accionistas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,20 para los medioplacistas o no pierda los 4,30 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: la pérdida de la zona de los 11,10 ha complicado excesivamente su escenario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 10,20 o recuperación de los 10,90 euros.

Repsol: camino de los nueve, aunque cada vez que se acerca sale mucho papel, frenado el avance del precio. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,60 para los medioplacistas o no pierda los 8,70 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.