Acampados en la frontera

Se van tranquilizando las revueltas aguas del mercado tras los movimientos orquestales coordinados, presuntamente, en la oscuridad de las redes sociales. Y de momento, hasta que sepamos la verdad sobre lo sucedido, se ha convertido esa versión en la historia oficial. Dejando a Elon Musk coronado como nuevo Rey Midas bursátil, al que simplemente escribiendo un tuit con el nombre de cualquier acción o producto cotizado, tiene en este momento el don de poder subir su cotización con revalorizaciones de dos dígitos en apenas unas horas, por la cantidad de gestores y pequeños inversores que están dispuestos a seguir sus recomendaciones. Lo vimos con la ya famosa GME, después vino AMC, la plata, incluso algunos hablaban de Tubacex, aunque en estas últimas él no tuviera nada que ver y ayer volvió a hacerlo con DOGE, una criptomoneda que está subiendo más del 50 % en el momento de escribir estas líneas.

Mientras el Ibex 35 juega en otra liga, una especie de tercera regional, encabezando las clasificaciones de rentabilidad a nivel mundial, siempre y cuando demos la vuelta a la tabla y empecemos a contar por la cola. La composición del índice, excesivamente bancarizado. La ausencia del llamado "inversor final", por estar la mayoría de los fondos y casi todos los pequeños inversores con carteras repletas de "papel pillado". Y como a "perro flaco todo son pulgas", la Tasa Tobin, que aunque sea pronto para valorar su incidencia al no llevar ni siquiera un mes en vigor, ha animado a mucha gente a buscar nuevos horizontes de inversión y puede ser la puntilla definitiva, rebajando todavía más, los escaso volúmenes de negociación.

Hay ganas de recuperar los euros perdidos, pero la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, especialmente en todo lo relacionado con la eficacia de las vacunas y la duración de la campaña de la vacunación, está haciendo mucho daño. Sin olvidar las terribles cifras de personas con nombre y apellidos que se está llevando el virus por delante, dejando una inmensa estela de dolor entre familiares y amigos. Produciendo el número de bajas auténticos escalofríos, al ser comparables, de manera bastante gráfica, a que se estuvieran estrellando entre dos y tres aviones comerciales repletos de pasajeros cada día.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo en los los 8.005 y el máximo del cierre en los 8.122 puntos. Magnífico cierre por hacerlo en la cresta de la ola marcando el nivel más alto de la sesión, recuperando de paso interesantes referencias de control.

El aspecto técnico ha mejorado notablemente. Hemos vuelto a acampar en la frontera de los ocho mil y mientras el Ibex 35 siga respetando esa cota, especialmente si es en cierre semanal, vuelve a ser alcista, abriendo la posibilidad de seguir el recorrido camino de los 8.300 puntos y más allá. El rango amplio pasaría a estar comprendido entre los 7.650 y los 8.340 y el estrecho entre los 7.930 y los 8.130 aproximadamente.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.930, super inquietos 8.030, o si no podemos con los 8.340 puntos. Los moderados y los conservadores  mientras sigamos cerrando por encima de las la zonas de los 7.880 y de los 7.650 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 28 de enero al cuatro de febrero), finaliza con un avance de 190 puntos equivalentes a una subida del 2,40 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 49 puntos, el 0,61 % de plusvalías en lo que llevamos de ejercicio.

El mes de enero acabó perdiendo el 3,92 %.

Telefónica: a ver si esta escapada es la buena y consigue por fin recuperar la cota de los cuatro euros, saliendo del pozo de los tres. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,60 para los medioplacistas o no pierda los 3,70 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: al final confirmó el suelo en la zona de los 2,37, recuperando después los 2,50 que podemos reconvertir en referencia de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,50 para los medioplacistas o no pierda los 2,60 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: se está comportando como el más vulgar de los chicharros, pese a su importante ponderación, pasando inexplicablemente en apenas dos jornadas desde algo menos de los 3,75 a algo más de los 4,30, con una revalorización superior al 14 % y sin que tuiteara su nombre Elon Musk. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,90 para los medioplacistas o no pierda los 4,20 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: ha vuelto a probar la zona de los 11,10 como soporte y dentro de lo malo es lo mejor que le ha podido pasar. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,10 para los medioplacistas o no pierda los 11,30 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: no pudo frenar en los 8,30 euros, al resbalarse en el petróleo derramado en la pista llegando hasta los 7,96, donde consiguió parar finalmente y desde donde ha rebotado con mucha fuerza. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,30 para los medioplacistas o no pierda los 8,50 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.