Sin pena ni gloria

Avanza el Ibex 35 por la cuesta de enero, empezando a dar señales de agotamiento tras la escapada de las primeras jornadas, al estar quedándose sin fuerzas para continuar la escalada al llegar a la rampa de los 8.400, donde empieza a ser necesario utilizar desarrollos mayores, bien sea en forma de buenos resultados, cierres de posiciones cortas, o entradas de dinero, que ayuden a derribar la muralla de la zona de resistencia más cercana.

Tras el susto del asalto al Capitolio y el recelo de muchos inversores ante el cambio presidencial en Estados Unidos, Wall Street ha acabado celebrando con nuevos máximos históricos el relevo. Uniéndose a la fiesta desde los tradicionales y cada vez más famosas FANNG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google), hasta las empresas farmacéuticas y las relacionadas con la comercialización de la marihuana con fines terapéuticos, al llevar Biden en su programa la propuesta de legalización. Sin olvidar a Tesla ni a Alibaba. Y aunque llegará la lógica recogida de beneficios con sus correspondientes recortes, parece que nadie quiera perderse su parte de la fiesta mientras no pare la música.

Como dato curioso y en unos tiempos en los que desgraciadamente la verdad cada vez es menos importante, imponiéndose por encima de ellos la percepción que cada uno tenga del llamado "relato". Si nos fijamos en la frialdad de los números vemos que durante el mandato de Trump el Dow Jones ha dado un retorno anual en torno al 10 - 12 % durante cuatro años, casi igual, o muy parecido al obtenido durante el mandato de Obama, con la diferencia de que estuvo ocho. Y sin embargo si se pregunta a bolsistas, generalmente bien informados, serían muchos los que dirían que con Trump el comportamiento de la bolsa fue muchísimo mejor.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.275 y el mínimo en los los 8.117 puntos, para acabar cerrando en los 8.122 puntos. Mal cierre por hacerlo marcando casi el mínimo de la sesión, perdiendo además una interesante referencia de control.

El aspecto técnico se ha debilitado al no haber podido romper la zona de resistencia situada en torno a los 8.400 y haber perdido los soportes de los 8.300 y de los 8.180, teniendo todo el aspecto de estar volviendo a la casilla de salida donde empezamos el ejercicio en 8.073, con la gran baza a favor de que mientras el IBEX 35 siga cerrando la semana por encima de los 8.030 puntos podemos seguir considerándolo alcista. Reducimos y bajamos de nivel por tanto el rango estrecho (8.030 - 8.180) y ajustamos el amplio entre los 7.620 y los 8.440 puntos.

La recomendación ha pasado a ser contradictoria, ya que para los perfiles más inquietos es la de LIQUIDEZ, o cortos los que trabajan los dos lados del mercado salvo apoyo en la zona de los 8.030 o recuperación de los 8.180 puntos. para los perfiles moderados y conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras mientras sigamos cerrando por encima de las la zonas de los 7.860 y de los 7.620 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 14 al 21 de enero), finaliza con un retroceso de 250 puntos equivalentes a una pérdida del 2,99 %, dejando al IBEX 35 con un beneficio de 48 puntos, el 0,60 % de revalorización en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: no pudo recuperar los cuatro euros y baja a buscar apoyo al origen del último movimiento, Nada nuevo bajo el sol. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,50 para los medioplacistas o no pierda los 3,60 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: la pérdida de los 2,70 vuelve a sumergirnos en el mar de la incertidumbre. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 2,50 o recuperación de los 2,70 euros.

BBVA: continúa una semana más dando señales de agotamiento tras su espectacular recuperación. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 3,90 o recuperación de los 4,10 euros.

Iberdrola: la pérdida de los doce euros confirmada en los 11,80 invitaba a la recogida de los jugosos beneficios acumulados, antes de ser devorados por los pajaritos. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 11,40 o recuperación de los 11,80 euros.

Repsol: ha cerrado en el límite de los 8,60, (8,57) y de no respetarlos al cierre semanal de hoy, habría que interpretarlo como señal de alarma. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,60 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.