La tormenta perfecta

"Me llegan a decir hace un año que iba a estar paseando a mi perra por las calles de Madrid, con mascarilla, crampones para no resbalar en la nieve y el hielo y sin dejar de mirar la hora en el móvil para volver a casa antes del toque de queda y me hubiera resultado increíble". Este ingenioso, original y simpático mensaje que ha circulado estos días por las redes sociales resume bastante bien la situación de asombro con la que asistimos la mayoría a la tragedia que nos está tocando vivir, en la que como casi siempre el humor es de las pocas cosas, que si no nos salvan, al menos nos ayudan a llevarlo mejor.

Parecía que nada podía ser peor que el 2020, basta recordar las frases con las que nos felicitamos hace nada el nuevo año, pero el inicio no ha podido ser peor. Nevada histórica, tercera ola que más bien parece un tsunami, desorganización en la campaña de vacunación, dudas sobre la efectividad y duración de la misma y para colmo de males el caos del Capitolio y eso que sólo llevamos catorce días. Curiosamente, dentro del desastre, la bolsa no ha empezado con mal pie, aunque habría que preguntarse dónde estaríamos sin el esfuerzo titánico de los Bancos Centrales empeñados en sostener el frágil andamio a cualquier precio.

La apertura plana y con dudas a la espera del vencimiento de hoy, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.394 y el mínimo en los los 8.335 puntos, para acabar cerrando en los 8.372 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencia de control.

El aspecto técnico continúa prácticamente igual, encerrados desde hace siete jornadas en el mismo rango lateral situado entre aproximadamente los 8.300 y los 8.440 puntos, siendo el único problema, aunque pueda parecer una perogrullada, que en bolsa normalmente lo que no sube, termina por bajar, por lo que sería muy prudente si durante la jornada de hoy no somos capaces de marcar nuevos máximos anuales. El rango amplio podemos ajustarlo entre los 7.590 y los 8.600 puntos y mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los ocho mil puntos, el IBEX 35 sigue siendo alcista.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.160, súper inquietos 8.330, o si no podemos con los 8.440 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las la zonas de los 7.800 y de los 7.590 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del siete al catorce de enero), finaliza con un retroceso de 13 puntos equivalentes a una pérdida del 0,16 %, dejando al IBEX 35 con un beneficio de 299 puntos, el 3,70 % de revalorización en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: la noticia de una importante venta de activos para reducir deuda y seguir abonando dividendo ha sido muy bien recibida por el mercado llevando en volandas su cotización hasta los cuatro euros, esperemos que los analistas no hagan durante el fin de semana una segunda lectura. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,50 para los medioplacistas o no pierda los 3,80 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: superar la cota de los 2,70 en cierre semanal, aunque nadie pueda asegurar que vuelva a perderla, es garantía de seguridad mientras siga respetando esa referencia de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,70 para los medioplacistas o no pierda los 2,80 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: su revalorización desde el pasado 20 de septiembre ha sido del 100 % por lo que tiene cierta lógica sus dificultades para seguir avanzando, pese a ser cierto que todavía hay muchas carteras con papel pillado en el valor a seis, siete, incluso más allá. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,10 euros.

Iberdrola: hay que descontar los diecisiete céntimos de la ampliación del dividendo vía derechos de sus referencias de control, en cualquier caso la superación de los 11,50 le dio alas como a la famosa bebida energética Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,80 para los medioplacistas o no pierda los doce euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: se ha quedado atascado en un lateral entre aproximadamente los 8,50 y los 8,90, donde está dando mucho juego, al estar hablando del 4 - 5 % en cada uno de los movimientos. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,60 para los medioplacistas o no pierda los 8,80 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.