El rellano

El Ibex se toma un descansillo tras el subidón de noviembre que pasará a la historia del índice por su espectacular revalorización, llegando a la parte alta del edificio, donde el techo no es de cristal sino de hormigón y ahí estamos puntito a puntito, marcando máximos post socavón de marzo, a base de pico y piolet, puntito a puntito, porque nadie dijo que la recuperación fuera a ser fácil.

Se aprueban los Presupuestos, jubilando por fin los de Montoro y parece que a pesar de las dificultades para sacarlos adelante y el extraño combinado de apoyo, el mercado lo tenía más que descontado, porque no se ha inmutado, aunque lo ha celebrado eso sí, en plan rompetechos, el famoso personaje de Ibáñez de los tebeos de nuestra cada vez más alejada juventud,al hacer un doble techo diario en los 8.226 del miércoles y en los 8.223 de ayer.

Esta semana le ha tocado a Pharmamar descolgarse del pelotón, al haber generado excesivas expectativas en que podía haber sido una de las empresas punteras en lo que a beneficiarse de los avances médicos se refiere y en apenas unas semanas se ha ido desde los 148 euros del máximo del once de octubre hasta el mínimo de los 73,25 de ayer, perdiendo la mitad de su capitalización en apenas ocho semanas, demostrando una vez más, como dicen los modernos viajados que... "Investing in Spain is a pain".

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.223 y el mínimo de los 8.154, para acabar cerrando en los 8.200 puntos. Buen cierre, por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencia de control.

El aspecto técnico sigue con muy buena pìnta, por lo que al igual que en el último comentario, nos limitamos a ajustar la amplitud de los rangos, tanto el amplio (7.300 - 8.380), como el estrecho, que podemos situar entre los 8.010 y los 8.230 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.720, súper inquietos 8.010, incluso 8.140, o si no podemos con los 8.380 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las la zonas de los 7.380 y de los 7.330 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 26 de noviembre al tres de diciembre), finaliza con un avance de 96 puntos equivalentes a una ganancia del 1,19 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 1.349, que suponen unas minusvalías del 14,12 % en lo que llevamos de ejercicio.

Noviembre terminó marcando un récord histórico al conseguir revalorizarse el 25,18 %.

Telefónica: intenta recuperar los euros perdidos empezando a tener problemas para ir más allá de los 3,80 euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,50 para los medioplacistas o no pierda los 3,60 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: sigue con fuerza cada vez más cerca de la zona de los 2,75 - 2,80, donde se la juega. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,40 para los medioplacistas o no pierda los 2,60 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: cotizar por encima de los cuatro euros con un montón de liquidez tras la ruptura del noviazgo con el Sabadell, le convierte en el más fuerte de su sector, al menos mientras Turquía y Méjico no le hagan daño. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,70 para los medioplacistas o no pierda los cuatro euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: ir más allá de los 11,50, marcando máximos históricos se convierte en tarea difícil para el cierre del ejercicio, aunque nada es imposible. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,10 para los medioplacistas o no pierda los 11,20 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: la cercanía de los nueve provocó la salida de mucho papel, tanto pillado antes de la caída, como de la cosecha del último subidón, desde los 5,40 a los 8,90 y en apenas tres semanas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,10 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.