Cuentas y recuentos

Los mercados y el mundo vigilan expectantes el recuento de las papeletas de las elecciones norteamericanas en un interesante empate técnico que no contenta a casi nadie, aunque en el momento de escribir este comentario, todo parece indicar que la balanza oscila hacia Biden, por estar más cerca del objetivo de los 270 escaños, aunque sea pronto para cantar victoria, o derrota según los casos.

Mientras en nuestro maltrecho bolsín, la mayoría de las empresas cotizadas han hecho el paseíllo por la pasarela de los resultados y parece que muchas de ellas no lo han hecho tan mal para los tiempos de pandemia que corren, especialmente si tenemos en cuenta que la mayoría de las familias, con bastante buen criterio, hemos retrasado nuestras decisiones de consumo más importantes, ahorrando el máximo posible, salvo en alimentación, farmacia y tecnología.

La crisis sanitaria va para largo y salvo vacuna milagrosa que lo remedie, todo parece indicar que la económica va a ser al menos igual de brutal. Convertidos en la playa de Europa y en un país de servicios, donde la hostelería y el turismo son uno de los motores más importantes, especialmente en lugares como Canarias donde el sector, sin incluir el efecto arrastre, supera el 35 % del PIB, vienen tiempos duros, en los que las ayudas, tanto a las personas más necesitadas como a las empresas afectadas, se hacen imprescindibles.

El problema será el cada vez más elevado endeudamiento, del que iremos escapando mientras podamos seguir dando patadas hacia adelante refinanciándonos con tipos negativos en el corto plazo, pero mal vamos y difícil solución se plantea a medio plazo. Sobre todo si tenemos en cuenta, que prácticamente unos quince millones trabajadores del sector público se corresponden con otros tantos del privado y así es complicado, por no decir imposible, cuadrar las cuentas.

La apertura con hueco alcista que sigue abierto, consolidando el escenario, oscilando la jornada entre el máximo de los 6.948 y el mínimo de los 6.814, para acabar cerrando en los 6.924 puntos. Buen cierre, por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando todas las referencia de control.

El aspecto técnico ha vuelto a mejorar, metiéndonos de nuevo en el rango lateral estrecho entre aproximadamente el soporte de los 6.740 y la resistencia de los 6.950, dentro del más amplio que podemos limitar entre los 6.400 y los 7.100 puntos.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 6.740 o si no podemos con los 6.950 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las la zonas de los 6.670 y de los 6.560 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 29 de octubre al cinco de noviembre), finaliza con un avance de 512 puntos equivalentes a una ganancia del 7,99 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 2.625, que suponen unas minusvalías del 27,49 % en lo que llevamos de ejercicio.

Octubre terminó con una caída del 3,94 %.

Telefónica: continúa como pollo sin cabeza dando bandazos sin encontrar tan siquiera el camino de vuelta hacia los tres euros. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 2,70 o recuperación de los 2,90 euros.

Santander: intentando romper la resistencia situada en torno a los 1,80, donde se juega la continuidad del rebote. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 1,70 para los medioplacistas o no pierda los 1,80 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: otra semana más disfrutando de los recorridos entre 2,30 y 2,50. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,40 para los medioplacistas o no pierda los 2,50 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: la recuperación de la importante zona de los 10,30 le ha metido de nuevo en la partida alcista. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 10,50 para los medioplacistas o no pierda los 10,90 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: llegó a cambiar en 5,12, pero fue en 5,50 donde confirmó las ganas de rebote. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.