Ni fu ni fa

Más de lo mismo. Muermo otoñal. No hay manera. Un pesimista es un optimista bien informado, o elijan cualquier otro titular que resulte más de su agrado, el caso es que seguimos tropezando una y otra vez en la piedra de las resistencias, mientras que afortunadamente las cada vez más bajas zonas de soporte continúan cumpliendo su función.

Para colmo de males o tal vez por aquello de que "a perro flaco todo son pulgas", la semana pasada salió publicada en el B.O.E. la llamada Tasa Tobin, que entrará en vigor el próximo 16 de enero, a efectos prácticos consiste en que los ahorradores que nos acerquemos al  mercado nacional, tendremos que pagar un impuesto del 0,2 % en cada compra de acciones realizada, siempre y cuando que la empresa en cuestión supere los mil millones de capitalización. Esta condición y a pesar de las últimas caídas, la cumplen casi la totalidad de las 35 empresas que componen nuestro índice.

Mi opinión es que es un tremendo error, porque puede suponer la puntilla definitiva para un mercado herido, y aunque suponga 20 euros por cada diez mil de compra, aumenta los gastos y acabarán recaudando mucho menos de lo previsto al disminuir el volumen de contratación, entre otras cosas porque los pequeños ahorradores buscaremos nuevos mercados, con menores costes y rentabilidades posiblemente más jugosas.

En Suecia la aplicaron hace años y sucedió lo que seguramente pasará aquí. La recaudación era ridícula y la contratación se secó, al irse muchos operadores y pequeños inversores a trabajar a las bolsas de Oslo y Londres. Esperemos que el paso del tiempo termine por darnos o quitarnos la razón.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 6.839 y el mínimo de los 6.709, para acabar cerrando en los 6.796 puntos. Buen cierre, por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencia de control.

El aspecto técnico sigue más o menos igual, encerrados en un rango estrecho entre aproximadamente los 6.700 y los 6.910, dentro de otro más amplio entre los 6.620 y los 7.110 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 6.790 o si no podemos con los 6.870 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 6.790 y de los 6.750 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 15 al 22 de octubre), finaliza con un retroceso de 20 puntos equivalentes a una pérdida del 0,30 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 2.753, que suponen unas minusvalías del 28,83 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: podemos dar por bueno el apoyo en torno al soporte de los 2,90 comentado la última semana. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,90 para los medioplacistas o no pierda los tres euros para los perfiles más inquietos.

Santander: se ha quedado atrapado en el entorno de los 1,60 y le cuesta escapar de los 1,70. Mantener mientras no pierda los 1,60 euros, especialmente en el cierre semanal.

BBVA: la recuperación de la zona de los 2,30 le ha vuelto a meter en la partida alcista. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,30 para los medioplacistas o no pierda los 2,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: la compra americana no le ha sentado nada bien, aunque sigue siendo uno de los pocos valores alcista del IBEX 35. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 10,60 o recuperación de los 10,80 euros.

Repsol: volviendo a las andadas al perder las referencias de control. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,50 o recuperación de los 5,80 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.