Sin salida

Cunde el desánimo entre los inversores que se arrepienten de haber dejado parte de sus ahorros en bolsa, especialmente en la española donde los precios no levantan cabeza y las pilladas son tan enormes en la mayoría de las carteras que tendrán que pasar muchos años antes de poder recuperarse la mayoría de los valores, suponiendo que acaben haciéndolo en algún momento.

Hay una frase que hizo suya Warren Buffett en la que dice que: "Sólo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo" y en esas estamos, como dirían los castizos, con el culo al aire. Nos vendieron la fusión entre La Caixa y Bankia como la panacea universal y ahí seguimos emulando la campaña de la conocida cadena de supermercados "siempre precios más bajos". Eso sí, si multiplicamos el valor de cierre de las acciones de CaixaBank por 0,68 obtenemos la del cierre de Bankia y así debería seguir siendo hasta que se formalice la fusión.

El Ibex está muy tocado, especialmente por el desastroso comportamiento de sus valores directores que no paran de buscar suelo sin encontrarlo de momento. Menos mal que hay siete valores, el 20 % del índice, que lo están haciendo mejor, ayudando a salvar algunos pocos muebles del naufragio, me refiero a Acciona, Cellnex, Endesa, Gamesa, Iberdrola, Pharmamar y Viscofan, curiosamente los únicos que pasarían el examen técnico por seguir siendo, pese a la que está cayendo, alcistas.

La apertura con hueco bajista, que sigue abierto deteriorando todavía más el escenario, oscilando la jornada entre el máximo de los 6.842 y el mínimo de los 6.763, para acabar cerrando en los 6.816 puntos. Buen cierre, por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencia de control.

El aspecto técnico ha vuelto a empeorar, sujetados al clavo ardiendo de los 6.750, que no deberíamos perder bajo ningún concepto, especialmente al cierre semanal. El rango más cercano continúa estrechándose, (6.750 - 6.910) y el más alejado ha ampliado excesivamente su amplitud, (6.550 - 7.300), por lo que parece que nos toca seguir sufriendo, mareando la perdiz.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 6.790 o si no podemos con los 6.910 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 6.790 y de los 6.750 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del ocho al quince de octubre), finaliza con un retroceso de 176 puntos equivalentes a una pérdida del 2,52 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 2.732, que suponen unas minusvalías del 28,61 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: la pérdida de los 3.10 le ha llevado a hundirse de nuevo buscando el origen del último movimiento en torno a los 2,90 -  2,95. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 2,90 o recuperación de los 3,10 euros.

Santander: no termina de arrancar y ha frenado respetando justo el control de los 1,60 euros. Mantener mientras no los pierda, especialmente al cierre semanal.

BBVA: perder la zona de los 2,30 le ha devuelto al campamento base. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 2,20 o recuperación de los 2,30 euros.

Iberdrola: el único de los cinco que sigue haciendo los deberes, llegando a buscar los máximos de julio en torno a los 11,20 - 11,30 euros, por lo que me limito a ajustar al alza sus referencias de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 10,80 para los medioplacistas o no pierda los once euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: patinando al no poder acercarse a los 6,30 donde se ha dado la vuelta volviendo a las andadas en busca de soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,80 para los medioplacistas o no pierda los 5,90 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.