Toma el dinero y corre

Los inversores parece que hacen suyo el famoso título de la primera película dirigida y protagonizada por Woody Allen en 1969, ya que según algunas fuentes consultadas y cuestionando tanto la posibilidad como la dificultad para obtener ese dato, el tiempo medio en el que una acción está en manos del mismo propietario se ha reducido a 22 minutos. Quiere decir que el llamado "inversor final" o está pillado o no existe y el juego de la cerilla que según la curiosa definición de J.F. Kennedy es el mercado, con el auge de los derivados, ha transformado la bolsa en una especie de Casino Royal donde las llamadas manos fuertes juegan cada vez con más ventaja.

Respecto a España seguimos sin levantar cabeza, a la crisis sanitaria derivada de la pandemia, que desgraciadamente no ha finalizado y a la económica que está por venir, se une ahora la moral, por lo que igual no está de más recordar la famosa frase de Otto Von Bismark: "La nación más fuerte es sin duda España, lleva siglos intentando autodestruirse y todavía no lo ha conseguido. El día que dejen de hacerlo volverán a ser la vanguardia del mundo".

La corrupción continúa siendo una de nuestras asignaturas pendientes, no sólo por suponer entre el 4 y el 8 % del PIB según los diferentes estudios realizados, sino porque no hay partido que haya tocado poder que no tenga sus cadáveres en el armario y los políticos que se han ido con el mismo patrimonio con el que llegaron, que haberlos haylos, se podrían contar casi con los dedos de una mano. Como dato curioso, para ver lo que ha supuesto la política de los diferentes gobiernos de "patada hacia adelante" en lo que a la Deuda se refiere, desde 1975 a 1982 estaba entre  el 7,3 y el 13% del PIB y ahora vamos camino del 110 %, por supuesto con cifras estratosféricas, que nada tienen que ver con las de los años mencionados.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 7.046 y el mínimo de los 6.917, para acabar cerrando en los 6.958 puntos. Mal cierre, por hacerlo por debajo de la media de la sesión, alejado de las referencias de control más interesantes.

El aspecto técnico continúa prácticamente igual, no hay manera de recuperar, pese a variados intentos, la importante cota de los 7.060 puntos, donde la salida de papel frena el avance del dinero, volviendo como si se tratase del juego de la oca, a la casilla de salida, iniciando de nuevo el movimiento ascendente.  La única esperanza, dentro del panorama desolador, es que en torno a los 6.850 - 6.780, mínimos de esta semana, tenemos una especie de suelo que bajo ningún concepto deberíamos perder.

La recomendación de carácter general continúa siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que trabajan los dos lados del mercado, salvo apoyo en la zona de los 6.800 puntos, o recuperación de los 7.060, confirmados en los 7.200, ya que hasta entonces, mi impresión es que hay más bien poco que rascar.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 30 de julio al seis de agosto), finaliza con un retroceso de 38 puntos equivalentes a una pérdida del 0,55 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 2.591, que suponen unas minusvalías del 27,13 % en lo que llevamos de ejercicio.

Julio finalizó con una caída del 4,90 %.

Telefónica: no hay manera, como en la canción de Los Ronaldos de "no puedo vivir sin tí". Liquidez salvo apoyo en la zona de los 3,40 o recuperación de los 3,60 euros.

Santander: ha llegado a cambiar por debajo de los 1,80 y ahora parece que quiere reconvertirse esa zona de control en soporte de referencia, veremos si aguanta. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 1,80 euros.

BBVA: en 2,60 tiene el equivalente a los 1,80 de su colega cántabro. Mantener mientras no los pierda al cierre, especialmente si es semanal.

Iberdrola: a punto de expulsarle del equipo de los once, donde parece empezar a dar señales de debilidad, dentro de la fortaleza que supone estar donde está. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 10,70 para los medioplacistas o no pierda los 10,80 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: la recuperación de la cota de los 6,70, marcó una buena señal de entrada, que veremos lo que da de sí. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,70 para los medioplacistas o no pierda los 6,80 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.