Entre brotes y rebotes

Los españolitos cada vez más rebotados pero con resignación veraniega asistimos atónitos a los diferentes escándalos que van surgiendo referidos tanto a la anterior jefatura del Estado, como al actual Gobierno o a la oposición, tragando con carros y carretones y acabando por olvidarnos de todo, tal vez por estar demasiado ocupados en intentar llegar a fin de mes, ajustando presupuestos y disfrutando en la medida de lo posible del tiempo que nos queda por vivir.

El Ibex no iba a ser menos y ha mantenido, gracias a la inestimable colaboración del BCE, un tímido rebote dentro del famoso rango lateral al que me he referido en numerosas ocasiones, (7.200 - 7.500), que nos mantenía alertas a la espera de la publicación de resultados de las empresas cotizadas, que suelen ser como el anuncio aquel del algodón que no engaña, al poder justificar en función de los beneficios obtenidos el precio del último cruce realizado.

La realidad se ha impuesto una vez más al deseo y los datos son tozudos, por lo que al ir publicando resultados en la mayoría de los casos peores de lo esperado, el agua de mayo se ha convertido en la crónica de una ruina anunciada y salvo alguna celebrada excepción como Acerinox o SGRE Gamesa, (que han resistido con bastante dignidad el embate de las olas, pese a curiosamente publicar malos resultados, pero ¡Oh casualidad! mejores de lo esperado), el resto ha resbalado por el precipicio del soporte más cercano, cayendo en picado, buscando desesperadamente otro suelo, desde el que encontrar consuelo y rebotar.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que sigue abierto complicando el escenario, oscilando la jornada entre el máximo de los 7.192 y el mínimo de los 6.924 para acabar cerrando en los 6.996 puntos. Mal cierre, por hacerlo por debajo de la media de la sesión, perdiendo además las referencias de control.

El aspecto técnico ha vuelto a deteriorarse al perder la importante cota de los 7.200 puntos, con hueco bajista y perforando además el doble suelo situado en torno a los 7.060 puntos, que parecía al menos antes de perderlo, que iba a ser suficiente castigo para la sesión del jueves. Como problema añadido y como bien saben los lectores que trabajan el mercado con soportes y resistencias, normalmente los soportes perdidos se transforman en soporte y viceversa. Sin olvidar que si no recuperamos rápidamente las referencias de control superiores, por abajo, una vez perdidos los mínimos de hoy, sólo veo la zona de los 6.400 puntos, cuando logro asomarme por la boca del pozo.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que trabajan los dos lados del mercado, salvo apoyo en la zona de los 6.400 puntos o recuperación de los 7.060, confirmados en los 7.200, para poder empezar el mes de agosto más tranquilos.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 23 al 30 de julio), finaliza con un retroceso de 388 puntos equivalentes a una pérdida del 5,26 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 2.553, que suponen unas minusvalías del 26,73 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: no solo no levanta cabeza sino que con la publicación de resultados parece que le hayan pasado la guillotina. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 3,60 o recuperación de los 3,90 euros.

Santander: no hay botín que resista tanto dividendo a base de ampliaciones con papelitos, diluyendo el valor de la acción una vez y otra. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 1,80 o recuperación de los dos euros.

BBVA: la pérdida de los 3,10 no auguraba nada bueno y sus resultados menos. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 2,60 o recuperación de los 2,90 euros.

Iberdrola: uno de los pocos valores del Ibex que se resiste a naufragar, capeando divinamente el temporal. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 10,70 para los medioplacistas o no pierda los 10,90 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: "No se que pasa que lo veo todo negro", cantaban "Los Salvajes" en los guateques de la mi cada ves más alejada juventud, pues eso...hacia abajo y sin frenos. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,70 o recuperación de los 7,10 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.