Las hogueras de San Juan

Este año de pandemia y mascarillas no hemos saltado hogueras y los más noveleros se han limitado a quemar en los ceniceros sus deseos escritos en un papel. Salud, dinero y amor, imagino que seguirán siendo los temas ganadores del hit parade veraniego. Aunque sospecho que ante un más que posible rebrote por el desmadre que está suponiendo el desconfinamiento, seríamos muchos los que firmaríamos encantados, tanto a nivel bursátil como sanitario el tradicional "virgencita, virgencita, que me quede como estoy".

El FMI, pese a su escasa fiabilidad y a los curiosos personajes que han dirigido últimamente tan desprestigiada institución, anuncia una caída del PIB del 12,8 %, encabezando la clasificación europea, pero en plan festival de Eurovisión y eso que somos de los pocos países que lo han ganado dos veces, con el La, la, la de Massiel y el vivo cantando de Salomé.

Nuestro bolsín parece que se siente cómodo dentro del amplio rango lateral en el que lleva moviéndose desde el pasado 27 de mayo, entre aproximadamente los 7.000 y los 8.000 puntos. La artillería de los bancos centrales ha impedido el derrumbe fortaleciendo las defensas, pero la evolución de los beneficios empresariales no justifica, de momento, romper la zona de resistencia, ya que únicamente el avance en la investigación de la vacuna y especialmente la posibilidad de su distribución con garantía de resultados entre la población mundial, justificaría el derribo del muro, despejando el camino hacia cotas más altas.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 7.295 y el mínimo de los 7.077 para acabar cerrando en los 7.270 puntos. Muy buen cierre, por hacerlo casi en máximos de la sesión, respetando las referencias de control.

El aspecto técnico, pese a seguir dentro del rango mencionado, se ha deteriorado al acercarnos a la parte baja del mismo, aunque el hecho de que siga aguantando y que la entrada de dinero frene en esa zona la salida de papel, es una evidente señal de fortaleza dentro de la debilidad que supone acercarnos cada vez más a la parte baja del rango.

La recomendación de carácter general, una vez dado por bueno el apoyo en torno a los 7.060 puntos, (mínimo 7.077), sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.070 o si no podemos con los 7.500 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 7.060 y de los 7.000 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 18 al 25 de junio), finaliza con un retroceso de 120 puntos equivalentes a una pérdida del 1,62 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 2.279, que suponen unas minusvalías del 23,86 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: menos mal que ha cerrado justo en su importante referencia de control situada en torno a los 4,30 euros. Mantener mientras no los pierda.

Santander: Parece el Ibex en pequeñito, hacia arriba subiendo , hacia abajo bajando pero sin salirse de su rango, (2,10 - 2,30). Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,10 euros.

BBVA: al igual que su colega cántabro jugando peligrosamente con su zona de soporte y como dice el sabio refranero: "Tanto va el cántaro a la fuente que al final...". Mantener mientras siga cerrando por encima de la cota de los tres euros.

Iberdrola: parece que se escapa por la décima pradera pero hay que tener en cuenta que ha subido casi sin descanso desde los 8,60. En cualquier caso su aspecto sigue siendo el más alcista del quinteto, por lo que una semana más ajustamos al alza sus referencias de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,80 para los medioplacistas o no pierda los diez euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: sigue en horas bajas, muy condicionada por la evolución del precio del petróleo. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 7,70 o recuperación de los 8,20 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.