El virus

Nos las prometíamos muy felices camino de cotas más altas, ayudados por la presentación de resultados que deberían justificar la continuidad alcista de muchos valores, pero China ha vuelto a ser la disculpa para recoger los beneficios acumulados durante las últimas sesiones. Parecía que el acuerdo comercial con Estados Unidos en el tema de los aranceles era suficiente gasolina para seguir subiendo la ladera de la montaña de la recuperación, pero el llamado coronavirus ha provocado un nuevo alud, por el momento poco importante, que nos ha llevado de vuelta al campamento base.

No hay manera de escapar a la maldición del estrecho rango lateral en el que nos encontramos, especialmente debido al importante peso del sector financiero en la ponderación de nuestro índice. El ejemplo de Bankinter y su comportamiento durante la jornada de ayer habla por sí solo. La publicación de unos resultados mejores de lo esperado le ha llevado a lo largo de la mañana a marcar un máximo en 6,33, para darse la vuelta y acabar cerrando en 6,09, con una caída cercana al 4 %, que no tiene pies ni cabeza, ni justificación alguna para los que nos dedicamos desde hace tiempo a este extraño oficio de criadores de euros.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo en 9.499 y el máximo en 9.604, para acabar cerrando en 9.518 puntos. Mal cierre por hacerlo marcando casi el mínimo de la sesión, aunque positivo por seguir respetando algunas referencias de control.

El aspecto técnico continúa complicado, especialmente por la dificultad para definir y romper el estrecho rango en el que nos encontramos, entre aproximadamente los 9.500, donde entra dinero y los 9.700, donde sale papel. Y por ser además una zona importante al ser la frontera entre los dos escalones que en teoría deberían definir los próximos movimientos: vuelta a los 9.200 – 9.600 o intentar la escalada al peldaño superior camino de los 10.200 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.420, o si no podemos con los 9.710 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.270 y de los 9.260 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”

La semana (del 16 al 23 de enero), finaliza con un retroceso de 54 puntos equivalentes a una pérdida del 0,56 %, dejando al IBEX 35 con una caída de 31, que suponen unas minusvalías del 0,32 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: ha intentado la escapada por encima de los 6,30, para terminar derrapando en la curva de los 6,39. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,10 euros.

Santander: perdiendo de nuevo su zona de control y con evidentes señales de debilidad. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,50 o recuperación de los cercanos 4,60 euros.

BBVA: buscando suelo desesperadamente. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,60 o recuperación de los 4,80 euros.

Iberdrola: vuelve a ser el más listo de la clase. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,20 para los medioplacistas o no pierda  los 9,50 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: afectado por la caída del precio del petróleo ha vuelto a encender las señales de alarma. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 12,80 o recuperación de los 13,40 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.