Atasco en la M-35

No hay manera de continuar la escalada y la autopista de los 9.600 –  10.200 ha quedado atascada por el exceso de papel que sale cada vez que nos acercamos a la zona de resistencia y así es difícil subir. Se complica el escenario, pese a las treguas en los frentes abiertos y es como si estuviéramos participando en una especie de juego de la oca gigante, llena de casillas trampa que nos devuelven una vez y otra a la casilla de salida.

El Ibex, en cuanto a volumen negociado, sigue descendiendo de categoría a nivel mundial y ya solo falta que aprueben la llamada Tasa Tobin para darle la puntilla definitiva, convertido en un bolsín residual donde el inversor final brilla por su ausencia; todo se resuelve en la subasta de cierre y podemos decir sin miedo a equivocarnos, cambiando un poco la famosa frase que… “invertir en bolsa española es sufrir”.

Ahora más que nunca se ve la importancia de diversificar la liquidez disponible de cada ahorrador en diferentes mercados, bien sea a través de cestas de fondos o mediante la autogestión, trabajando con acciones que coticen en índices más apetitosos. Por poner un ejemplo curioso, advirtiendo que las cifras no son exactas, pero si bastante aproximadas… Un inversor que hubiera puesto 20 mil euros en Netflix hace diez años tendría ahora 800 mil. Si lo hubiera hecho en Telefónica le quedarían seis mil, pero eso sí, hubiera recibido unos cuatro mil en dividendos. Y si hubiera optado por el Banco Popular, en este momento su inversión valdría cero.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo en 9.481 y el máximo en 9.579, para acabar cerrando en 9.561 puntos. Buen cierre por hacerlo casi marcando el máximo de la sesión, respetando las referencias de control.

El aspecto técnico ha vuelto a complicarse al no haber manera de escaparse al poderoso influjo al que me refería la semana pasada del imán situado en torno a los 9.600 – 9.530 puntos, donde curiosamente seguimos atascados..

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.390, (súper inquietos 9.530), o si no podemos con los 9.710 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.270 y de los 9.240 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”

La semana (del 9 al 16 de enero), finaliza con un retroceso de un puntos equivalentes a una pérdida del 0,01 %, dejando al IBEX 35 con un beneficio de 23, que suponen unas plusvalías del 0,24 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: la recuperación de los 6,10 invita a volver a tenerla en cartera, pese a que está dando más entradas falsas que una final del mundial de fútbol. Mantener mientras siga cerrando por encima de los seis euros para los medioplacistas o no pierda  los 6,10 para los perfiles más inquietos.

Santander: jugando a la ruleta rusa con sus últimos soportes. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,60 euros.

BBVA: perdió el control abriendo el paracaídas en busca de suelo. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,60 o recuperación de los 4,90 euros.

Iberdrola: ha recuperado con mucha fuerza el dividendo, marcando, si los tenemos en cuenta, nuevos máximos anuales. Mantener mientras siga cerrando por encima de los nueve euros para los medioplacistas o no pierda  los 9,20 para los perfiles más inquietos.

Repsol: salvando las referencias de la semana pasada por los pelos, por lo que las dejo sin modificar. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 13,90 para los medioplacistas o no pierda  los 14,10 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.