Última hora bruja

Normalmente con el trámite de la cuádruple hora bruja de hoy viernes, la mayoría de los gestores dan por finalizado el ejercicio, dedicándose a actividades más gratificantes al disfrutar muchos de ellos de unas merecidas vacaciones hasta después de Reyes. Es tiempo de ajustar carteras, compensando ganancias con pérdidas pensando en tener el mejor resultado posible de cara a la próxima confesión con Hacienda.

El famoso Rally de Navidad, parece que este año ha brillado por su ausencia, tal vez porque la escalada empezó a mediados de agosto marcando el día quince los 8.409 puntos, en pleno valle de la depresión, para rebotar sin prisa pero sin pausa hasta los 9.692 del dieciséis de diciembre en la cumbre de la euforia. 1.283 puntos en cuatro meses, equivalentes al 15,26 %, que no está nada mal para los tiempos que corren.

Se supone que la justificación del Rally era las aportaciones de última hora a los planes de jubilación, buscando la desgravación fiscal, al dedicarle gran parte de lo aportado a la inversión en renta variable, pero parece ser que a medida que aumenta la cultura financiera de los ahorradores, muchos de ellos apuestan por realizar incrementos mensuales, o ante la escasa rentabilidad de los mismos y las elevadas comisiones de las gestoras, optar por otros instrumentos de ahorro.

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el máximo de los 9.635 y el mínimo en 9.567 puntos, para acabar cerrando en 9.617. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando todas las referencias de control.

El aspecto técnico ha mejorado notablemente al haber conseguido llegar al objetivo del movimiento que habíamos situado en torno a los 9.600 puntos, El problema ahora es ver que puede suceder con el siguiente, al enfrentarnos a dos posibilidades: continuidad alcista camino de los 10.200, o bajada en busca de apoyo en torno a los 9.430 - 9.380, que en principio sería mi opción favorita para la semana que viene, una vez finalizado el vencimiento de hoy.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.260, (súper inquietos 9.430), o si no podemos con los 9.700 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.250 y de los 9.180 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 12 al 19 de diciembre), finaliza con un avance de 149 puntos equivalentes a una ganancia del 1,57 %, dejando al IBEX 35 con un beneficio de 1.077, que suponen unas plusvalías del 12,61 % en todo lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: se le han atragantado los veinte céntimos que ha descontado del dividendo complicándose excesivamente su escenario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,30 o recuperación de los cercanos 6,50 euros.

Santander: suavecito para arriba, para arriba. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,60 para los medioplacistas o no pierda  los 3,70 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: desmarcándose de su colega cántabro y de que manera. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,90 para los medioplacistas o no pierda  los 5,10 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: intentando aprobar de nuevo la prueba del nueve. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,90 para los medioplacistas o no pierda  los 9,10 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: otro valor al que descontar el dividendo le ha dejado de los nervios y sin encontrar ni consuelo ni suelo. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 13,80 o recuperación de los 14,10 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.