En la recta final

Dan ganas de escuchar la famosa canción de Mecano mientras escribimos el comentario semanal, o al menos de cambiar la letra en plan… once jornadas más para la cuenta atrás, (el 25 y el 26 no hay bolsa y el 24 y el 31 abre solamente hasta las dos), porque da la impresión de que salvo sorpresas de última hora, está ya todo el pescado vendido y queda poco que rascar, salvo ajustar carteras intentando compensar pérdidas con ganancias, preparando el próximo ejercicio, porque el 2019, la verdad es que no ha estado nada mal.

Revalorizaciones en torno al 10 %, a los que habría que añadir los dividendos percibidos, al ser nuestro índice uno de los que los descuenta del cierre de la sesión anterior al día en que son abonados, tanto en efectivo como vía derechos, que personalmente no termina de convencerme, al diluir el valor de la acción por aumentar el número de ellas en circulación. Vamos que no debería estar permitido y si no hay dinero en la caja para pagar a los accionistas, pues que ese año no se abonen dividendos y apechuguen con su gestión o dejen su puesto a otros que puedan hacerlo mejor.

El caso es, que aunque sea aún pronto para hacer balance y el comportamiento de los valores cotizados haya sido dispar, imagino que casi todos los bolsistas firmaríamos estos resultados de media para 2020, 2021, 2022 y más allá. Especialmente con el precio del dinero cercano a cero y donde la alternativa de ahorro a la renta variable son plazos fijos al 0,10 % anual, donde por cierto los españolitos con capacidad de ahorro, seguimos teniendo cantidades ingentes de dinero, según datos del Banco de España de diciembre de 2018, entre depósitos a plazo y cuentas corrientes había más de 800.000 millones de euros.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 9.505 y el mínimo en 9.370 puntos, para acabar cerrando en 9.468. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencias de control.

El aspecto técnico sigue parecido, pero ha mejorado, ya que pese a seguir encerrados dentro del mismo rango lateral (9.200 – 9.600), volvemos a acercarnos a la parte superior marcando un nuevo máximo mensual.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.240, (súper inquietos 9.310), o si no podemos con los 9.600 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.220 y de los 9.160 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”

La semana (del cinco al doce de diciembre), finaliza con un avance de 225 puntos equivalentes a una ganancia del 2,44 %, dejando al IBEX 35 con un beneficio de 927, que suponen unas plusvalías del 10,87 % en todo lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: sigue sujetándose por los pelos a su soporte de referencia, que esperemos no vuelva a perder, entre otras cosas, porque le falta todavía descontar los 20 céntimos del dividendo antes de finalizar el ejercicio. Mantener mientras sigan cerrando por encima de los 6,70 euros.

Santander: no ha estado nada mal el estirón de hoy, ojalá tenga continuidad. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,50 para los medioplacistas o no pierda  los 3,60 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: vuelve a dar señales de debilidad dentro de la fortaleza que supone respetar su zona de soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,70 para los medioplacistas o no pierda  los 4,80 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola: la recuperación de los 8,80 volvió e meterlas en la partida alcista. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,80 para los medioplacistas o no pierda  los 8,90 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: ahí está sin perder los 14,30 pero sin recuperar los 14,60, esperando a definir. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,30 euros

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.