Aguas turbulentas

Volvemos a las andadas y el escenario se complica mientras se acerca la noche del "truco o trato", que ya asumimos como si fuera nuestra con total naturalidad, especialmente en las urbanizaciones del extra radio. Como no hay día sin celebración mundial que se precie, hoy hemos celebrado el día mundial del ahorro, por lo que no viene mal recordar que según las estadísticas las familias españolas con capacidad para hacerlo tenemos en imposiciones a plazo fijo, que actualmente difícilmente dan más del 0,10 %, ingentes cantidades de dinero, (según las fuentes entre 150 y 900 mil millones de euros), que se va comiendo año a año la inflación y como dejo dicho Margaret Thatcher en una de sus frases más famosas: "La inflación es la madre del paro y la ladrona invisible del ahorro".

Siempre que aparecen las estadísticas, recuerdo otra frase atribuida a Benjamín Disraeli: "Hay tres clases de mentiras: mentiras, malditas mentiras y estadísticas". Aunque ninguna supera y más en estos tiempos de sondeos electorales a la de Winston Churchill: "Solamente me creo las estadísticas que yo mismo he manipulado". Aquí, tal vez por aquello de Carpanta seamos más de medio pollo. El caso es que si buscamos los datos del Banco de España, entendiendo por ahorro la diferencia entre renta y consumo, estamos en el 4,90 %, que es el dato más bajo de toda la serie histórica, por lo que no estaría mal trabajarnos algo más la llamada "cultura financiera", especialmente si pertenecemos al grupo de aquellos afortunados con capacidad para hacerlo.

La publicación de resultados empresariales ayuda, una vez más, a separar el polvo de la paja, y como el algodón no engaña. El problema es que aunque las empresas cotizadas sigan ganando dinero a espuertas, empiezan a notarse caídas importantes en muchas de ellas, confirmando que el frenazo de la economía es una realidad a la que nadie quiere enfrentarse y menos en periodo electoral.

Suenan Simón & Garfunkel a través de Youtube en el ordenador, con su "puente sobre aguas turbulentas", mientras a medida que se acerca el 10-N crece la crispación y los problemas reales se enquistan, con unos dirigentes políticos, incapaces de estar a la altura, pendientes únicamente de sus egos y parcelas de poder, en lugar de tender puentes para solucionar los asuntos que realmente preocupan a los ciudadanos, olvidando con frecuencia que son nuestros empleados, por ser entre otras cosas, los que a través de los impuestos, les pagamos el sueldo.

 

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el máximo de los 9.305 y el mínimo de los 9.208, para acabar cerrando en los 9.257  puntos. Buen cierre por hacerlo en la media de la sesión, respetando las referencias de control.

El aspecto técnico continúa prácticamente igual, pese a que ha quedado algo revuelto. El escalón no ha variado (9.200 - 9.600), pero al no poder ir más allá de los 9.450 - 9.460, frenando 120 puntos antes del objetivo previsto, ha hecho que bajemos a buscar apoyo en la zona de soporte, desde donde parece que hay ganas de volver a intentarlo.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.240 o si no podemos con los 9.460 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.200 y de los 9.120 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 24 al 31 de octubre), finaliza con un retroceso de 134 puntos equivalentes a una pérdida del 1,43 %, dejando al IBEX 35 con un beneficio de 718, que suponen unas plusvalías del 8,40 % en lo que llevamos de ejercicio.

Octubre termina prácticamente en tablas con una revalorización del 0,14 %.

Telefónica: la pérdida de sus referencias de control invitaba a la recogida de los importantes beneficios acumulados desde la última entrada. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,70 o recuperación de los cercanos 6,90 euros.

Santander: la publicación de resultados unido al abono de los diez céntimos del dividendo, han sido una mala combinación al saltar todos los soportes mencionados en el último comentario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 3,50 o recuperación de los 3,70 euros.

BBVA: esta vez lo ha hecho mucho mejor que su colega, manteniendo el tipo y de paso...el soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,70 euros.

Iberdrola: no ha hecho falta modificar nada al cerrar prácticamente igual que el último jueves. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,10 euros para los medioplacistas o no pierda los 9,20 para los perfiles más inquietos.

Repsol: ha sufrido muchos altibajos durante la sesión para acabar con un cierre muy extraño en 14,70.  Liquidez salvo apoyo en la zona de los 14,60 o recuperación de los 14,90 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.