Noticias y datos

No deja de sorprenderme después de casi 24 años dedicado a observar y a participar en los “malditos mercados”, como las noticias y datos no solamente ayudan a llevar los precios hacia las zonas de soportes y de resistencias, confirmando en numerosas ocasiones el escenario técnico en el que nos encontramos, sino que también dan una idea bastante aproximada de la fortaleza o debilidad del mismo. Especialmente cuando en periodos alcistas las noticias negativas son ignoradas o en los bajistas pasan de largo los datos positivos.

El PMI manufacturero se ha convertido desde hace tiempo en uno de los indicadores más fiables, al ser tenido en cuenta por el consenso de analistas y gestores que participan en el mercado. Se supone que si es superior a 50, las cosas van bien encaminadas, acelera un poco más que dirían los de Estopa. Y si por el contrario es inferior a esa cifra pueden empezar los motivos de preocupación en forma de frenazos. Pues bien, los datos de Septiembre del 47,7 en España, si no recuerdo mal, nos llevan a niveles de 2013, mientras que los de Europa retroceden hasta los de 2012. En EEUU consiguen salvarse, pero están cada vez más cerca de la peligrosa frontera de los 50 puntos.

Si unimos a esta delicada situación, el panorama internacional en lo que respecta al Brexit y al tema de los aranceles por parte de Trump, que ahora van a empezar a afectar también a España, especialmente con el vino y el aceite, estarán conmigo en que las cosas no están para tirar cohetes rompiendo cotas de resistencia, sino más bien para cruzar los dedos para que no se pierdan las zonas de soporte.

La apertura con muchas dudas, tras el duro castigo del miércoles, oscilando la jornada entre el mínimo de los 8.850 y el máximo de los 8.971, para acabar cerrando en los 8.923 puntos. Mal cierre hacerlo por debajo de la media de la sesión, alejado de las referencias de control.

El aspecto técnico no ha variado, al seguir encerrados en el mismo movimiento lateral, al que me he referido en numerosas ocasiones, (8.800 – 9.200). El único pero, que puede llegar a ser preocupante, es que tras el espejismo del martes, rompiendo con fuerza al alza hasta llegar a los 9.300 puntos, (máximo 9.298), hemos bajado en apenas dos jornadas la friolera de 400 puntos, volviendo a la parte baja del rango.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 8.800 o recuperación de los 9.020 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”

La semana (del 26 de septiembre al tres de octubre), finaliza con un retroceso de 227 puntos equivalentes a una pérdida del 2,49 %, dejando al IBEX 35 con un beneficio de 362, que suponen unas plusvalías del 4,24 % en lo que llevamos de ejercicio.

Septiembre finalizó con un beneficio del 4,90 %, recuperando los niveles de finales de marzo de este año.

Telefónica: nuestro gozo en un pozo, no pudo sujetarse en los siete y la pérdida de los 6,90 complica de nuevo su escenario. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,70 euros.

Santander: la zona de los 3,50, a la que me he referido en algunas ocasiones, sigue funcionando como zona de soporte. Mantener mientras no se pierda ya que continúa siendo señal de entrada.

BBVA: ha perdido la zona de referencia de control y vuelve a buscar suelo desde donde rebotar. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,40 o recuperación de los 4,60 euros.

Iberdrola: no pudo romper los 9,50 tras un nuevo intento bajando en busca de apoyo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,30.

Repsol: saltaron al perder los catorce euros los stops para la recogida de beneficios, por lo que toca de nuevo ser pacientes. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 13,30 o recuperación de los 13,80 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.