Escenario abierto

Una vez cumplido el escenario que habíamos comentado en nuestro último encuentro: cierre de vencimientos en los más alto del rango lateral (8.800 - 9.200), con posterior apoyo en torno a los 9.000 - 8.970, que podemos dar por válido tras la entretenida jornada del miércoles, todo queda abierto.

Hay muchos frentes pendientes de cerrar, que siguen siendo un lastre importante para que los índices rompan resistencias con alegría desbordante, especialmente nuestro Ibex que no gana para sustos. Guerra comercial China - USA, con el intento por parte de la oposición de cuestionar el liderazgo de Trump. Brexit. Discusión entre analistas sobre si lo que se acercan son galgos o podencos, debatiendo entre desaceleración o recesión, sin que terminen de ponerse de acuerdo. Deuda pública impagable, que no se consigue bajar del 100 % del PIB. Quiebra de Thomas Cook golpeando duramente al turismo de sol y playa, especialmente al canario, que ya empezaba a estar tocado por la recuperación de los mercados alternativos como Turquía, Egipto o Túnez.

Y ante todo lo que se avecina de cara al otoño caliente, seguimos sin Gobierno, con elecciones el 10N y un resultado tan incierto como complicado, donde nadie puede garantizar nada, porque la abstención y los nuevos actores pueden poner patas arriba el escenario. Esperemos que el famoso Redondo no acabe ojiplático la noche del recuento, con la calculadora echando humo para encontrar sumas parecidas, aunque peor sería que se le apareciera el "fantasma" de Susana Díaz, a la que sus asesores aconsejaron ir a elecciones porque las ganaba de calle y ya sabemos como termino aquello.

Sin olvidar la aparición de Errejón, que aunque pueda parecer una argucia de los que mueven los hilos para que "el voto útil" al PSOE de la última convocatoria, no vuelva a Podemos o caiga en la abstención. Empieza a ser sustituido en muchas tertulias de radio y televisión, y eso que solamente lleva un par de días, como "yerno favorito" de las clases medias, a costa de Albert Rivera, que últimamente parece haber perdido el rumbo, por lo que el resultado electoral de ambos, puede ser un sorpresón.

La apertura con un pequeño hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo de los 9.061 y el máximo de los 9.143, para acabar cerrando en los 9.129 puntos. Muy buen cierre por hacerlo casi en lo más alto de la sesión, respetando los niveles de control.

El aspecto técnico sigue prácticamente igual, tras el estupendo apoyo en la cota de los nueve mil, que al haber resistido ayuda a confirmarlo. Continuamos instalados dentro del famoso rango lateral (8.800 - 9.200), para desesperación de los medioplacistas y alegría de los aficionados al intradía, por el juego que están dando los movimientos de algunas sesiones. Y tal y como van las cosas todo parece indicar que podemos seguir "acampados" durante las próximas jornadas.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no se pierda la zona de los 9.070 o si no pueden con los 9.200 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.990 y de los 8.950 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 19 al 26 de septiembre), finaliza con un retroceso de seis puntos equivalentes a una pérdida del 0,07 %, dejando al IBEX 35 con un beneficio de 589, que suponen unas plusvalías del 6,91 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: una vez conseguido el objetivo de los 6,90, quedaría abierto el camino hacia los 7,40, siempre y cuando la barrera de los 9.200 - 9.260 del Ibex 35 caiga derribada. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,70 para los medioplacistas o no pierda los 6,90 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: la zona de los 3,50 - 3,55 ha vuelto a cumplir con su función de soporte, pese al susto que se han llevado otra vez algunos. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,60 euros.

BBVA: manteniendo las distancias con su colega de origen cántabro, pero eso si, desde el piso de arriba que para eso somos de Bilbao. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,60 euros.

Iberdrola: jugando en otra liga e intentando romper la resistencia de los 9,50, que en caso positivo, sería la frontera hacia zonas ignotas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,30 para los medioplacistas o no pierda los 9,40 para los perfiles más inquietos.

Repsol: sujetándose en los catorce, que ya no deberíamos dejar perder para la buena marcha del negocio. Mantener mientras siga cerrando por encima de los catorce euros para los medioplacistas o no pierda los 14,10 para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.