Los brincos

No me refiero al famoso grupo musical que animaba los guateques juveniles de todos aquellos nacidos en la década de los cincuenta y sesenta, sino a los saltos que sigue dando nuestro índice favorito intentando escapar del pozo al que le empujaron los diferentes problemas que no acaban de encontrar solución.

Hablar de rebote, carece de sentido, salvo que sea para comentar a los del “gato muerto”, (subir para seguir cayendo), o del que tenemos en Canarias, tras asistir impotentes al dantesco espectáculo del incendio de Gran Canaria, en el que la muralla de fuego llegó a ser tan grande en algunas ocasiones, que no se podía hacer nada salvo intentar que no continuara extendiéndose. Menos mal que no estaba por allí nuestra flamante vicepresidenta del Gobierno, para pedir el carnet de apaga fuegos y la correspondiente autorización administrativa, a los bomberos, militares y vecinos que arriesgaron sus vidas intentando reducir los daños.

El mercado sigue muy tocado y hay muchos frentes abiertos: Brexit, Guerra comercial, probable recesión, incertidumbre política, repetición electoral, etc…Por lo que invertir en renta variable sigue siendo una actividad de riesgo. La única esperanza, aparte del posible suelo en los 8.400 puntos, es la posibilidad de recuperar el antiguo rango lateral, (8.800 – 9.200), que debería traer una cierta tranquilidad al mercado, especialmente si coincide con la vuelta al cole del cada vez más cercano septiembre.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo de los 8.675 y el máximo de los 8.806, para acabar cerrando en los 8.716 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando algunas referencias de control.

El aspecto técnico sigue muy deteriorado, y el hecho de haber llegado hoy hasta la cota de los 8.800, (máximo 8.806), provocando la ingente salida de papel, no invita especialmente a la esperanza. Por abajo las referencias vuelven a estar bastante claras.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no se pierda la zona de los 8.660 o si no pueden con los 8.850 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.610 y de los 8.510 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”

La semana (del 15 al 22 de agosto), finaliza con un avance de 197 puntos equivalentes a una ganancia del 2,32 %, dejando al IBEX 35 con una recuperación de 176, que suponen unas plusvalías del 2,07 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: haciendo esfuerzos para no resbalar por la colina de los cinco euros. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,10 euros.

Santander: intentando hacer suelo, pero sin encontrar confirmación de vuelta. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 3,60 euros.

BBVA: parece que frena en torno a los 4,20, pero de momento puede ser también un espejismo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,30 euros.

Iberdrola: cada vez mejor, aunque en torno a los 9.,30 – 9,40, debería empezar a dar síntomas de agotamiento, ya que son varias semanas tirando prácticamente sola del carro. Mantener mientras siga cerrando por encima de los nueve euros para los medioplacistas o no pierda los 9,20 para los perfiles más inquietos.

Repsol: en torno a los 12,60 parece que quiere frenar, pero debería recuperar los trece euros, para confirmar que estamos ante algo más que un “brinco”. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 12,80 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.