Catarro primaveral

Avanza junio acercándose al verano y el Ibex 35 no termina de definir su rumbo, atascado en un cansino rango lateral, del que no parece que vayamos a salir, al menos de momento, para desesperación de muchos inversores de medio plazo, que asisten aburridos al atasco en el que están metidos la mayoría de los valores que llevan en sus carteras, con el único consuelo de ir cobrando dividendos, que descuentan a efectos contables, de sus precios de entrada en cada valor.

Pese a todo la renta variable sigue siendo una opción de inversión interesante, sobre todo si no le dedicamos más del 30 % de nuestro patrimonio y tenemos tiempo y ganas para estar pendiente de los movimientos del mercado. Como muestra pongo el ejemplo del botón de IAG, pudo comprarse el martes a poco más de cinco euros y venderse el miércoles a 5,30, obteniendo más del 5 % en una sola jornada y evidentemente es uno de los incentivos que sigue haciendo atractiva la bolsa de valores.

El problema, siguiendo con el mismo ejemplo, es para aquellos que las compraron a 6,50 y continúan con ellas en su cartera, aguantando unas pérdidas superiores al 18 %, que son a todas luces difíciles de soportar. De todos modos frente a la alternativa a los depósitos a plazo fijo al 0,10 anual, y pese a que el mercado se haya convertido en un gigantesco Casino abierto 24 horas, siempre puede arriesgarse una pequeña cantidad, teniendo claro, que hay que controlar las pérdidas, porque el precio final de cualquier empresa cotizada puede llegar a ser cero, y si no que le pregunten a las trescientas mil familias que invirtieron parte de sus ahorros en acciones del Banco Popular.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo en 9.136 y el máximo en 9.246, para acabar cerrando en los 9.169 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control.

El aspecto técnico ha variado poco respecto al último comentario al seguir encerrados dentro del mismo rango lateral, (8.800 – 9.200). Y aunque reconozco que es una herramienta bastante válida para acercarse a trabajar al mercado, últimamente las declaraciones de Trump o Draghi funcionan mucho mejor de cara a mover los precios, como hemos podido ver hace unas horas, tras anunciar que no espera cambiar tipos hasta el 2020.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.110 o si no podemos con los 9.380 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.000 y de los 8.900 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”

La semana (del 30 de mayo al seis de junio), finaliza con un avance de 11 puntos equivalentes a un beneficio del 0,12 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 629, que suponen unas plusvalías del 7,37 % en lo que llevamos de ejercicio.

Mayo terminó con unas pérdidas del 5,92 %.

Telefónica: ha rebotado con fuerza desde su zona de soporte y parece que tiene ganas de seguir subiendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,20 para los medioplacistas o no pierda los 7,30 euros para los perfiles más inquietos

Santander: al final buscó apoyo en la zona prevista. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,90 euros.

BBVA: pese a perder el soporte de los 4,90, su recuperación fue señal de entrada.  Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,90 euros.

Iberdrola: vuelve a destacar en su escapada novena por encima del resto del pelotón. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,40 para los medioplacistas o no pierda los 8,70 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: ha variado tan poco su situación que dejo sin tocar sus referencias de la semana pasada. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,30 para los medioplacistas o no pierda los 14,50 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.