Juego de cromos

juego de tronos

Una vez finalizada la temporada de Juego de Tronos, defraudando a la mayoría de los espectadores que esperaban otro desenlace menos sangriento, apostando por una de las tres posibles reinas sentada en el trono de hierro y sorprendidos por la elección de Bran, como candidato de consenso, con su hermana Samsa reservándose la autonomía en los territorios del norte. Hemos pasado tras una cansina campaña electoral, al juego de cromos entre los partidos con posibilidades de sumar para poder ser alcaldes o presidentes autonómicos, sin olvidar Cabildos, Diputaciones, ni por supuesto la investidura pendiente de Pedro Sánchez como presidente de Gobierno.

Los inversores esperan ansiosos el resultado final, disfrutando en mayor o menor medida del espectáculo, porque no deja de tener su gracia que los antiguos defensores de las listas más votadas, opten ahora por las sumas aritméticas o viceversa, haciendo recordar a Groucho Marx y a su famosa frase "Estos son mis principios si no les gustan tengo otros". La llamada nueva política ha sido asimilada por "la casta", convirtiendo a los partidos en agencias de colocación de amigos y familiares, más preocupados todos ellos por conseguir las poltronas y el poder que conlleva, que por defender los intereses de los ciudadanos a los que dicen representar; que por cierto, observan asombrados como el resultado de su voto puede acabar siendo que gobierne en coalición con su opción menos deseada y por la que jamás hubiera votado.

En cualquier caso en un mundo cada vez más globalizado, es evidente que tiene más importancia para los movimientos de nuestro bolsín, el desarrollo de la guerra comercial China - USA, los problemas en Italia o la inversión de la curva de tipos, que muchos analistas y economistas consideran un indicador adelantado bastante fiable de recesión. Pese a todo ello, a nivel local, la formación de un Gobierno lo más estable posible, sobre todo si la investidura cuenta con el apoyo de Ciudadanos, debería ser bastante bien recibido por los mercados, dando el impulso suficiente para alejarnos de esta delicada franja fronteriza, (9.000 - 9.200), en la que nos encontramos.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto animando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo en 9.114 y el máximo en 9.175, para acabar cerrando en los 9.151 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, aunque negativo por no recuperar las referencias de control más cercanas.

El aspecto técnico ha variado muy poco respecto al último comentario. La zona del anterior soporte situado en torno a los 9.220 puntos comienza a convertirse en resistencia, estamos dentro del rango inferior (8.800 - 9.200), y los mínimos mensuales del día trece, en 9.025, siguen sirviendo como referencia de control, por lo que mientras no se pierdan7 sigue habiendo esperanza.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 9.020 o recuperación de los 9.180, confirmados en los 9.200 puntos.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos"

La semana (del 23 al 30 de mayo), finaliza con un avance de 44 puntos equivalentes a un beneficio del 0,48 %, dejando al IBEX 35 con una ganancia de 618, que suponen unas plusvalías del 7,24 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: respetando por los pelos los dígitos de control de la pasada semana. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,10 para los medioplacistas o no pierda los 7,20 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: jugueteando peligrosamente en la frontera de los cuatro euros. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 3,90 o recuperación de los 4,10 euros.

BBVA: haciendo equilibrios en el precipicio para no ser menos que su colega cántabro. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,90 o recuperación de los 5,10 euros.

Iberdrola: volando voy, volando vengo y hacia los nueve yo voy subiendo, ay yo voy subiendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,30 para los medioplacistas o no pierda los 8,40 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol: bandazo a bandazo va intentando alejarse de la cota de los 14,30. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,30 para los medioplacistas o no pierda los 14,50 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación