Todo a un eulo

Llegan las rebajas de mayo, haciendo bueno el famoso refrán bursátil, que dice: “Sell in may and go away”. Ayudados por el recrudecimiento de la llamada guerra comercial entre China y Estados Unidos, donde @Potus que es la cuenta desde la que opina Donald Trump en Twitter se ha convertido en el mejor indicador para intuir o adivinar los movimientos del mercado, haciendo recordar  a los tiempos en que la prima de riesgo dejaba sin relevancia tanto al análisis técnico como al fundamental.

Mientras aquí seguimos a la espera de las elecciones municipales para ver como queda el tema de los pactos para formar Gobierno, aunque todo parece indicar, que salvo sorpresas de última hora, Pedro Sánchez optará por gobernar en solitario, teniendo que esperar Pablo Iglesias y sus muchachos (y muchachas) otra mejor ocasión para poder presumir de carteras ministeriales..

El mercado y los mercaderes se han cansado de esperar, recogiendo parte de la cosecha acumulada desde el inicio del ejercicio, asustados ante la posibilidad de que a Wall Street le de por recortar, iniciando el efecto arrastre que debería llevar al Ibex 35 por el tobogán de los nueve mil puntos, aunque la esperanza siga estando en ser capaces de respetar la parte baja del lateral (9.200 – 9.600), en el cierre semanal.

La apertura con hueco bajista, que continúa abierto, complicando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo en 9.079 y el máximo en 9.184, para acabar cerrando en los 9.098 puntos. Mal cierre por hacerlo casi en mínimos de la sesión, perdiendo la importante  referencia de control de los 9.200 puntos.

El aspecto técnico se ha deteriorado enormemente pese a cumplir, en parte, el guión previsto. No pudimos romper la zona de resistencia situada en torno a los 9.600 puntos y bajamos, como era previsible, a buscar apoyo a la parte baja del rango lateral en el que nos estábamos moviendo. Hasta ahí todo normal, el problema puede surgir si no recuperamos la cota de los 9.200 puntos para el cierre de hoy viernes.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 8.800 o recuperación de los 9.200, confirmada en los 9.230 puntos.

Resumen semanal y repaso de los cinco magníficos.

La semana (del dos al nueve de mayo), finaliza con un retroceso de 323 puntos equivalentes a una bajada del 3,43 %, dejando al Ibex 35 con una ganancia de 555, que suponen unas plusvalías del 6,50 % en lo que llevamos de ejercicio.

Telefónica: perder el soporte de los 7,30 ha complicado en exceso su escenario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los siete euros o recuperación de los 7,20.

Santander: no pudo sostenerse en los 4,30 y se ha metido en zona pantanosa. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,10 o recuperación de los 4,30 euros.

BBVA: acercándose peligrosamente a jugar al cinquillo. Liquidez salvo apoyo en la zona de los cinco euros o recuperación de los 5,20 euros.

Iberdrola: uno de los pocos valores que sigue funcionando como refugio, afortunadamente ha respetado su zona de soporte, pese a cerrar en 7,88, por lo que dejo sin cambios sus referencias del último comentario. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,90 euros.

Repsol: más de lo mismo la salida apresurada de papel no ha encontrado dinero para frenar la importante caída semanal. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 14,10 o recuperación de los 14,40 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.