Los posos del Ibex

Los oráculos, las pitonisas y algunos analistas escudriñan en las entrañas del Ibex 35 intentando entender sus reacciones tras los últimos resultados electorales. El holgado triunfo del PSOE con las posibilidades de formar Gobierno tanto con Ciudadanos, como de gobernar en solitario con apoyos puntuales, han sido muy bien recibidos por los mercados; rompiendo, de hecho, la tradicional serie de caídas bursátiles en las jornadas posteriores al recuento de votos.

Los que dictan nuestra política económica desde Bruselas y los que tienen capacidad para mover los mercados,saben que Pedro Sánchez puede ser, si vinieran mal dadas y llegará el caso, un empleado fiel, como demostró votando y sacando adelante la reforma del polémico artículo 135 de la Constitución que priorizaba el pago de la Deuda por encima de cualquier otro gasto social. No en vano el selectivo Club Bilderberg, que no suele dar puntada sin hilo, le invitó a su reunión de 2018, junto a Ana Patricia Botín y Juan Luis Cebrián.

Podemos por tanto concluir que alejados de los extremos y una vez conjurados los miedos particulares de cada votante, el Ibex sigue a su bola dando por amortizado el resultado, a la espera de la próxima consulta, que al ser local y europea, debería tener menor influencia en sus movimientos, continuando como si fuera un eslogan de campaña…”Centrados en los beneficios”.

La apertura con hueco bajista, que continúa abierto, complicando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo en 9.412 y el máximo en 9.559, para acabar cerrando en los 9.418 puntos. Mal cierre casi en mínimos de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control.

El aspecto técnico continúa prácticamente igual que en el último comentario. Cada vez más cerca de la zona de resistencia de los 9.600 puntos, cuya superación abriría el camino hacia los 10.200, aunque pueda sonar a bolsa ficción. Por el contrario, un nuevo intento fallido debería llevarnos a buscar apoyo hacia los 9.240, por ser el origen del último movimiento lateral en el que todavía nos encontramos (9.200 – 9.600).

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.410 o si no podemos con los 9.600 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.330 y de los 9.230 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los cinco magníficos.

La semana (del 25 de abril al dos de mayo), finaliza con un retroceso de 83 puntos equivalentes a una bajada del 0,87 %, dejando al Ibex 35 con una ganancia de 878, que suponen unas plusvalías del 10,28 % en lo que llevamos de ejercicio.

El mes de abril ha finalizado con un beneficio del 3,57 %.

Telefónica: haciendo equilibrios para no perder la cota de los 7,30 donde se la juega. Mantener mientras siga respetando esa zona, especialmente al cierre semanal.

Santander: no puede con la zona de resistencia y baja buscando un nuevo soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,30 para los medioplacistas o no pierda los 4,40 para los perfiles más inquietos.

BBVA: otro valor al que le está costando mucho esfuerzo recuperar su ritmo de recuperación. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,30 euros.

Iberdrola: avanzar por las colinas de los ocho parece que se convierte en palabras mayores. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,90 euros.

Repsol: la subida del precio del petróleo debido al conflicto en Venezuela le ha dado alas pero sin ser capaz de
posarse por encima de los 15,30. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,80 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada uno tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

  1. Chesmaloli says:

    Honor a nuestros grandes de la historia reciente de España. Se puede ser Grande de España por nacimiento, todos los duques lo son, y también por trayectoria y profesionalidad en tu profesión.
    Desde los años 70, hora 25, he venido disfrutando del verbo, de la lectura de uno de los más grandes periodistas con los que tuve la suerte de coincidir en este mundo.
    Apasionado defensor de la prensa libre, creador de empresa, finísimo analista. Y todo ello con la sencillez de lo fácil, de lo fácil duramente trabajado.
    Honor y gloria a nuestros grandes, Manolo Martín Ferrand, maestro.