Torrijas alcistas

Ya está ahí al lado la Semana Santa y pese al clima enloquecido y al cambio al horario de verano, al que a medida que van pasando los años, cuesta más acostumbrarse, sobre todo el primer lunes si eres de los que te levantas a toque de despertador.

El caso es que el mercado va escalando a buen ritmo la cuesta de abril y los valores financieros han dado sin mucho problema el relevo a los del sector eléctrico, para continuar, salvo inesperado temporal que lo destroce todo, camino de la cima.

La llamada guerra comercial entre China y USA se relaja ante la posibilidad de un acuerdo y el Brexit, pese a la complejidad para encontrar soluciones al gusto de todos, se va alejando, al menos como nubarrón que impida salir a pasear por el tranquilo bulevar de las cotizaciones.

Solamente el ruido de una campaña electoral insufrible y eso que oficialmente todavía no ha empezado, enturbia la idílica visión, al estar todos los implicados en la misma más centrados en descalificar por cualquier medio a los rivales, que en encontrar soluciones para ayudar a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, que al fin y al cabo somos los que a través de nuestros impuestos, financiamos no solo sus sueldos, dietas y privilegios, sino también el coste de sus ocurrencias.

El aspecto técnico continúa mejorando, optando por la continuidad alcista, camino de los cada vez más cercanos 9.600, que serían el objetivo teórico de este movimiento y que tiene validez siempre y cuando sigamos respetando, especialmente en cierre semanal, la zona de soporte situada en torno a los 9.240 puntos.

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el máximo en 9.551 y el mínimo en 9.472, para acabar cerrando en los 9.534 puntos. Buen cierre, por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras:  los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.400 o si no podemos con los 9.600 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.350 y de los 9.240 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del 28 de marzo al 4 de abril), finaliza con un avance de 360 puntos, que suponen una ganancia del 3,92 %, dejando al IBEX 35 con una subida de 994, equivalentes a una plusvalía anual del 11,64 %.

Marzo terminó con una caída del 0,40 % y el trimestre con un beneficio del 8,09 %.

Telefónica. La recuperación de los cercanos 7,50 ha sido señal de entrada, a ver si esta vez es la buena. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,50 para los medioplacistas o no pierda los 7,60 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Volver a cotizar por encima de 4,20 abre el camino hacia objetivos más altos. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,20 para los medioplacistas o no pierda los 4,30 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Igualito que su colega pero con un euro de ventaja. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,20 para los medioplacistas o no pierda los 5,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Acariciando el sueño de los ocho, ha llegado a cambiar a 7,996. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,80 para los medioplacistas o no pierda los 7,90 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. El más relajadito de los cinco pese a no perderse una fiesta. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 15,10 para los medioplacistas o no pierda los 15,20 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.