Maquillaje trimestral

Se acerca el fin de trimestre y los gestores de fondos de renta variable se frotan las manos, pensando en la gratificación en forma de bonus que les va a caer tras un espectacular inicio del ejercicio 2019, recuperando niveles olvidados desde septiembre de 2018. Hay muchos frentes abiertos y nos podemos dar con un canto en los dientes por haber conseguido cerrar, salvo sorpresa de última hora, en estos niveles.

La solución del Brexit, continúa complicada y ayer en el pleno del Parlamento Británico, decidieron hacer un simpático homenaje a la genial Amy Winehouse y a su canción "Rehab", repitiendo una vez y otra en sus votaciones, el estribillo "I said no, no, no". Mientras la llamada guerra comercial entre China y Estados Unidos sigue pendiente, utilizándose las noticias al respecto, como comodín para mover el mercado a su antojo, por aquellas empresas con papel y dinero suficiente para hacerlo, que como dicen de las meigas en Galicia "haberlas haylas".

A nivel local, tampoco ayuda Cataluña y el juicio del Tribunal Supremo, unido a la campaña electoral de resultado incierto, no en cuanto al ganador, ya que todo parece indicar que será el PSOE la fuerza más votada, sino a las posibilidades para formar Gobierno. La gran coalición PP-PSOE, recibiría sin duda el espaldarazo de los mercados, pero dudo que todavía estemos preparados para ello, por lo que quedaría como segunda opción, siempre que sumen, el PSOE y Ciudadanos, aunque parece ser que Alberto Carlos no está, según dice, por la labor.

El aspecto técnico ha variado poco, al seguir situados en la frontera entre los dos peldaños de la escalera de la recuperación, convirtiéndose la zona de los 9.200 puntos, en el límite entre el bien (9.200 - 9.600) y el mal (8.800 - 9.200).

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo en 9.245 y el mínimo en 9.170, para acabar cerrando en los 9.174 puntos. Mal cierre por hacerlo marcando casi el mínimo de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras:  los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.170 o si no podemos con los 9.410 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.170 y de los 9.100 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana, (del 21 al 28 de marzo), finaliza con un retroceso de 181 puntos, que suponen una pérdida del 1,94 %, dejando al IBEX 35 con una subida de 634, equivalentes a una plusvalía anual del 7,43 %.

Telefónica. Ha perdido las referencias de control de la pasada semana, invitando a la recogida de beneficios esperando un a nueva oportunidad de entrada. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 7,30 o recuperación de los 7,50 euros.

Banco de Santander. Draghi sigue haciendo estragos con sus declaraciones en las cotizaciones financieras, aunque en algunas ocasiones sea para bien, pese a que duren solamente un instante. Liquidez salvo apoyo en la zona de los cuatro euros o recuperación de los 4,20 euros.

BBVA.  Tras perder sus zonas de soporte parece que ha empezado a dar señales evidentes de debilidad. Liquidez salvo apoyo en la zona de los cercanos cinco euros o recuperación de los 5,20 euros

Iberdrola. Parece que tiene ganas de merendarse un bizcocho por aquello de la rima, pero sigue siendo alcista hasta que se demuestre lo contrario. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,70 para los medioplacistas o no pierda los 7,80 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Le cuesta escalar la montaña de los quince, perdiendo de hecho la referencia inquieta del último comentario.  Mantener mientras siga cerrando por encima de los 15,10 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.