Pico y pala

Sigue el Ibex 35 intentando romper la zona de resistencia en la que nos encontramos, que podemos situar entre aproximadamente los 9.170 y los 9.230 puntos y donde nos la jugamos, al ser el muro que bloquea la continuidad de los avances. Ya que en el caso de conseguir derribarlo, abriría el camino hacia la cota de los 9.450 – 9.600, que pasaría a ser el próximo objetivo de este movimiento.

En cualquier caso no hay que dejarse llevar por la euforia del impresionante arranque del ejercicio, porque nos guste o no, seguimos en niveles inferiores a los de finales de septiembre de 2018. Y al fin y al cabo el mercado en enero se ha limitado a devolver lo que se había llevado en diciembre, que podemos cuantificar por aproximación, en el 6 %.

Hay ganas de romper, pero la situación política y la incertidumbre sobre cual puede ser el próximo Gobierno, no invita precisamente al entusiasmo. Las reediciones del Pacto de Andalucía o del bloque de la moción a Rajoy, suponiendo que pudieran sumar 176 diputados cualquiera de ellas, no terminarían de gustar a los mercados, que en principio apostarían, pese a lo que pueda decir Rivera, por un pacto de PSOE y Ciudadanos, ya que para el de la gran coalición PSOE – PP, que sería su favorita, siempre y cuando sumases, da la impresión de que todavía no estamos preparados, ni nosotros ni ellos.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo en 9.224 y el mínimo en 9.162, para acabar cerrando en los 9.191 puntos. Buen cierre por hacerlo en la media de la sesión, respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.110 o si no podemos con los 9.440 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.010 y de los 8.970 puntos respectivamente.

El escenario técnico ha mejorado, al estar en la parte alta del rango lateral en el que nos encontramos y la clave es si vamos a ser capaces , o no, de superar esa importante cota de referencia, que daría paso a la continuidad alcista, o bien en el caso de un nuevo fracaso, bajar en busca de apoyo a las zonas de soporte mencionadas en el párrafo anterior.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del 14 al 21 de febrero), finaliza con un avance de 239 puntos, que suponen una ganancia del 2,67 %, dejando al IBEX 35 con una subida de 651, equivalentes a una plusvalía anual del 7,63 %.

Telefónica. Ha rebotado con mucha fuerza desde la zona de soporte de los 7,30 y la publicación de resultados le ha dado un nuevo impulso, que si no se detiene, debería llevarle hasta los 7,90 – 8,10, donde estaría situada su siguiente zona de resistencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7 50 para los medioplacistas o no pierda los 7,70 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Rebotando desde los cuatro euros e intentando alejarse de los 4,10. Mantener mientras siga cerrando por encima de los cuatro euros para los medioplacistas o no pierda los 4,10 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA.  Con ganas de seguir jugando al cinquillo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,10 para los medioplacistas o no pierda los 5,20 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Unos buenos resultados le han dado un nuevo impulso. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7 20 para los medioplacistas o no pierda los 7,30 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Ahí sigue sin terminar de definir entre Pinto (14,80) y Valdemoro (15,30).  Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14 90 para los medioplacistas o no pierda los 15,10 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.