Meta volante

El Ibex 35 se apunta a la moda de hacer deporte, no sólo para mantenerse en forma sino para quemar los excesos gastronómicos de las pasada fiestas y emulando a Bahamontes, Induráin o Perico Delgado ha escalado con muchas ganas, fuerza y entusiasmo el Tourmalet de la cuesta de enero, llegando hasta la meta volante de los 9.200 puntos, donde escaso de oxígeno y ante la realización de beneficios, no ha tenido más remedio que tomarse un respiro.

La tasa Tobin no ha caído nada bien en el mercado, aunque las dudas sobre la fecha de su aplicación han hecho que muchos operadores se lo estén tomando con mucha calma. Mientras el auge de las tecnologías, vuelve a poner en peligro la continuidad de algunos gremios y oficios, haciendo recordar al cabreo de los copistas cuando inventaron la imprenta. En el caso del conflicto de los taxistas con las llamadas "VTC" y sin olvidar las condiciones leoninas de los asalariados de ambos lados, alguien debería no solo intentar que lleguen a un acuerdo sino explicarles que de aquí a veinte años, posiblemente sobren todos, al poder acceder los usuarios a vehículos robotizados sin conductor.

Por lo tanto, parece que no va a quedar más remedio que adaptarse a los nuevos tiempos, en un mundo cada vez más derechizado en el que sobran cada día más trabajadores, con una transferencia de renta sin precedentes hacia una selecta minoría, (según el informe de OXFAM, 26 personas disponen de la misma riqueza que 3.660 millones, aproximadamente la mitad de la población). Y una deuda impagable a nivel mundial. Las perspectivas no es que sean muy halagüeñas, aunque la capacidad de reacción del ser humano es muy grande y digan que la esperanza es lo último que se pierde.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo en 9.088 y el máximo en 9.205, para acabar cerrando en 9.150 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras:  los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.040 o si no podemos con los 9.220 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.920 y de los 8.860 puntos respectivamente.

El escenario técnico sigue lateral alcista, con el único problema de haber llegado hasta el objetivo del movimiento en la zona de los 9.200 - 9.230, (máximo 9.205), al que me había referido en el último comentario; pasando ahora al siguiente, que como siempre se enfrenta a dos posibilidades: uno de continuidad alcista camino de los 9.600 que sería el límite superior del siguiente peldaño. Otro de retroceso hacia la zona de soporte de los 9.000 - 8.840, que tendría también su lógica. Aunque mientras respetemos el rango lateral (8.800 - 9.200), no vea mayor problema en permanecer en el mercado .

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana, (del  17 al 24 de enero), finaliza con una avance de 241 puntos, que suponen una ganancia del 2,71 %, dejando al IBEX 35 con una subida de 610, equivalentes a una plusvalía anual del 7,14 %.

Telefónica. Nuevo intento de escapada en busca del bizcocho que rima con ocho, pero da la impresión que va a seguir haciendo sufrir a sus esforzados accionistas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,60 para los medioplacistas o no pierda los 7,70 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Intentando atreverse a romper los 4,30 que le abren el camino "teórico" hacia los 4,80, ojalá sea capaz de superar esta vez su miedo escénico. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,20 para los medioplacistas o no pierda los 4,30 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Otro de los valores que parece tener ganas de escaparse por la llanura de los cinco camino de cerros más altos, veremos si lo consigue. Mantener mientras siga cerrando por encima de los cinco euros para los medioplacistas o no pierda los 5,20 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Asomándose sin ningún complejo en la zona de los siete euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,90 para los medioplacistas o no pierda los siete euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Otro en el que nos limitamos a subir unos céntimos sus referencias de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,70 para los medioplacistas o no pierda los quince euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.