La majada de Santa Lucía

Vuelven las acciones del Ibex 35 al redil de los 8.800,  conducidas por los perros azuzados por los pastores, tras darse un paseo por el precipicio de los mínimos anuales, donde aparte de despeñarse algún cordero, el doble suelo de octubre (8.627) y diciembre (8.644), parece que ha cumplido su función y contra el pronóstico de los analistas más pesimistas, ha vuelto a meternos en el rango lateral de estos últimos tiempos, (8.800 – 9.200). Donde salvo noticias inesperadas y externas al mercado, deberíamos finalizar el actual ejercicio.

Nueve jornadas ya para la cuenta atrás y aunque a uno le dan ganas de hacer chascarrilllos fáciles con el apellido de la cantante de Mecano, el caso es que el balance anual está siendo desastroso y todo parece indicar que finalizaremos la cosecha anual, con pérdidas cercanas al 10 %, de los que habría que descontar los dividendos recibidos y para que las cuentas fueran perfectas, sumarle la inflación anual.

Las casas de valores ya han empezado a sacar sus pronósticos de posibles revalorizaciones para 2019 y algunas apuntan subidas superiores al 20 %. Ni que decir tiene que no sólo no hay método fiable, salvo el azar, para acertar la porra, sino que imaginen por un momento que nos dijeran: “déjenos sus ahorros que este año sólo le vamos a perder el 8 %”.  Si algún lector tiene dudas al respecto, les recomiendo consultar lo que decían que iba a suceder durante 2018.

La celebración de Santa Lucía, anima a muchos gestores y pequeños inversores partidarios de la estadística. Me refiero al famoso dicho bursátil que ya he comentado en más de una ocasión: “Compra por Santa Lucía y vende por San José”. Y aunque es evidente que ha funcionado de maravilla durante muchos años, no es menos cierto que en otros ha fallado estrepitosamente. Ojalá fuera tan sencillo acercarse al mercado para ver como crecen los eurillos de los sufridos ahorradores que tienen la osadía de acercarse a él.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto animando el escenario, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.974 y el mínimo en 8.868, para acabar cerrando en 8.926 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general, tras el apoyo en la zona de mínimos anuales, al que me refería en el último comentario, ha pasado a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.810, o si no podemos con los 9.090 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.670 y de los 8.630 puntos respectivamente.

El escenario técnico, continúa prácticamente igual, ya que pasado el susto que supuso salirnos del rango lateral, (8.800 – 9.200), su recuperación vuelve a darnos ánimos para intentar un nuevo ataque a la zona de resistencia, que pasaría a ser el objetivo teórico de este último movimiento, con bastantes posibilidades de poder finalizar el ejercicio cerca de esos niveles.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del seis al 13 de diciembre), finaliza con una subida de 162 puntos, que suponen una ganancia del 1,85 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 1.118, equivalentes a una minusvalía anual del 11,13 %.

Telefónica. Parece que tiene ganas de volver a coquetear con la zona de los ocho euros, aunque hay que estar atentos al descontar a partir  del día 20, los veinte céntimos del dividendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,60 para los medioplacistas o no pierda los 7,80 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ha buscado apoyo en torno a los 4,85 donde parece que la entrada de dinero, incluyendo una importante compra por parte de Ana Patricia Botín, ha frenado la salida de papel. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,90 para los medioplacistas o no pierda los cuatro euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Igualito que su colega y casi gemelo cántabro pero con los 4,55. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,60 para los medioplacistas o no pierda los 4,70 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola.  Ha pasado de valor refugio a intenta cruzar la frontera de los siete euros, esperemos que no logre sin mucho papeleo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,60 para los medioplacistas o no pierda los 6,90 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Encontró suelo en torno a los 14,30, desde donde da la impresión de querer volver a rebotar con fuerza. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 14,60 para los medioplacistas o no pierda los 14,80 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

  1. Chesmaloli says:

    Casi cuarenta años después sigo sintiendo miedo.
    Peliculon, de las mejores que he visto.
    Feliz Epifanía.