Los tipos de la curva

Hay muchos frentes abiertos y como dice el viejo refrán actualizado: “A Ibex chico todo son ventas”. El caso es que no hay manera de salir del rango lateral, al que hay que añadir otras cinco jornadas más en el cómputo que va camino de récord, llegando a sumar veintinueve sesiones entre los 8.800 y los 9.200 puntos.

Guerra comercial, bajada del precio del petróleo, ni rastro del famoso “Rally de Navidad” y a solo una semana de que empiece la versión castiza del “Sell in may and go away”, que traducido a nuestro bolsín sería equivalente al famoso “Compra por Santa Lucía (13 de diciembre) y vende por San Josë” (18 de marzo).

El caso es que el pesimismo ha inundado el mercado, en un ejercicio con bajadas superiores al diez por ciento, en el que apenas quedan catorce jornadas, (el 25 y el 26 no hay bolsa), para volver a poner los contadores a cero. Y en que finalizar perdiendo menos de esa cifra, no deja de ser un triunfo, por haber conseguido ganar al Ibex, que al fin y al cabo es de lo que se trata, aunque todos sabemos que es un victoria con sabor a derrota, porque ver como se esfuman parte de los ahorros con el esfuerzo, que en la mayoría de los casos, cuesta conseguirlos, es algo que a nadie le gusta.

Mientras y como argumento para las cada vez más cercanas fiestas navideñas, especialmente para todos aquellos que quieren seguir manteniendo el titulo de “cuñao” oficial de la familia; sobre todo si triunfaron hace años con la explicación de lo que era “la prima de riesgo”.

Hay consenso entre los grandes gestores y los analistas que juegan en la “Champion League”, en que uno de los principales motivos para explicar la caída de estos últimos días, es el cruce en la curva de los tipos de interés en la rentabilidad de los bonos americanos. Los bonos a dos y tres años han superado ya al de cinco y el de dos está a punto de hacerlo con el de diez. Hecho que suele interpretarse como anuncio de una posible recesión, o al menos de que el final del ciclo expansivo está cada vez más cerca. Hay quienes pensamos que la bolsa, aparte de ser un Gran Casino abierto 24 horas, sigue siendo una especie de barómetro capaz de barruntar anticipándose a cuales pueden ser los movimientos en la economía real durante los próximos meses.

La apertura con hueco bajista, que sigue abierto, complicando todavía más el escenario, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.927 y el mínimo en 8.743, para acabar cerrando en 8.764 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, alejado de las referencias de control.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de mínimos anuales o recuperación de los 9.040 puntos.

El escenario técnico, ha vuelto a complicarse. Seguimos atrapados desde hace 29 jornadas dentro del mismo rango (8.800 – 9.200) y tras un nuevo intento de derribar la muralla de los 9.200, hemos bajado hasta la parte baja, frenando de nuevo, esperemos que para volver al ataque, ya que de no ser así, sería para salir corriendo esperando a que escampe.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, ( 29 de noviembre al seis de diciembre), finaliza con una caída de 334 puntos, que suponen una pérdida del 3,68 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 1.279, equivalentes a una minusvalía anual del 12,74 %.

Noviembre finalizó con una subida del 2,07 %.

Telefónica. No pudo romper la zona de  resistencia de los 8,10, marcando un máximo en 8,05, para bajar  a buscar apoyo en su zona de soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,50 para los medioplacistas o no pierda los 7,60 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. La pérdida del soporte de los cuatro euros no anuncia nada bueno. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,10 euros.

BBVA. Una vez perdida la zona de soporte se hunde en las tinieblas. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,90 euros.

Iberdrola.  Continúa funcionando como valor refugio. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,40 para los medioplacistas o no pierda los 6,50 euros para los perfiles más inquietos..

Repsol. La caída del precio del petróleo le ha arrastrado en su caída y empieza a buscar suelo desesperadamente. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 14,90 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.