Aburrimiento

Fashion giant Inditex heaquarters in Arteixo in La Coruna, Spain, on Tuesday, April 10, 2012. |

Huérfanos de las referencias de Wall Street por celebrar los norteamericanos su día de acción de gracias. dando  la señal de salida para el inicio de la locura de las compras navideñas, aprovechando las supuestas rebajas del Black Friday. Que por cierto, tras el éxito de Halloween y en los tiempos de la globalización, cada vez hay más comerciantes apuntados a la españolización de la fiesta.

Mientras, el Ibex encara la recta final del ejercicio, encerrado en un estrecho rango lateral del que es incapaz de salir. Ya que siempre que nos acercamos a la zona de resistencia, situada entre aproximadamente los 9.180 y los 9.230 puntos, la avalancha de papel detiene el avance del dinero, volviendo a buscar apoyo en la zona de soporte, (8.800 - 8.860), para intentarlo de nuevo, cada vez más cansados y con menos ganas.

El año está siendo un desastre y hay cantidad de gestores y muchos pequeños ahorradores pillados. Especialmente los seguidores de la moda "value". Ya que al suponer que los valores que componen sus carteras están bien seleccionados, aprovechan las caídas para comprar más, limitándose a cobrar los dividendos, con la esperanza de que el mercado se de la vuelta y acabe reconociendo el acierto de su elección.

Esperemos que lo sucedido con las acciones del Banco Popular no vuelva a repetirse en mucho tiempo, pero parece evidente que, trampas, chanchullos y presuntas estafas aparte, sirvió para recordar a todos los ahorradores que se acercan al mercado, que el valor final de cualquier empresa cotizada en la que deciden invertir su dinero, puede llegar a ser cero.

Como dato curioso, para los lectores estudiosos del mercado tanto desde el punto de vista técnico como fundamental. El otro día leí que hasta finales de septiembre y a falta de los resultados de Inditex y la antigua Gamesa, los beneficios de las empresas que forman el Ibex 35, habían sido superiores a los 28.450 millones de euros, pero el 10 % inferiores a los de 2017. ¡Oh casualidad! casi el porcentaje exacto que va perdiendo este año nuestro bolsín. Ahí lo dejo, como dicen los modernos.

La apertura con hueco bajista. que sigue abierto complicando el escenario, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.947 y el mínimo en 8.878, para acabar cerrando en 8.906 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión alejado de las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: Los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.900 o si no podemos con los 9.230 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.840 y de los 8.800 puntos respectivamente.

El escenario técnico ha vuelto a complicarse al bajar a la parte inferior del peldaño, (8.800 - 9.200), en el que llevamos encerrados desde hace, incluyendo la de hoy, dieciocho sesiones, siendo el único dato a favor, por aquello de que el que no se consuela es porque no quiere, que somos incapaces de romper la zona de resistencia pero tampoco perdemos los soportes.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana, (del 15 al 22 de noviembre), finaliza con una bajada de 167 puntos, que suponen una pérdida del 1,84 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 1.138, equivalentes a una minusvalía anual del 11,33 %.

Telefónica. Incapaz de romper los 7,50 vuelve a poner a prueba su zona de soporte, que está a punto de perder, hoy ha cerrado en 7,291. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,30 euros.

Banco de Santander. Otro de los valores que no arranca y empieza a peligrar su escenario. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,20 euros.

BBVA. Ha buscado apoyo en su zona de soporte que no debería perder, especialmente al cierre semanal. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,90 euros.

Iberdrola.  Sigue siendo valor refugio y pese a su cierre en 6,59 podemos seguir dando por válidas sus referencias de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,40 para los medioplacistas o no pierda los 6,60 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. La caída del precio del petróleo ha complicado su aspecto técnico. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 15,10 o recuperación de los 15,30 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.