Control de avituallamiento

Los mercados y especialmente  el Ibex 35, parece que se han tomado un respiro e incapaces de romper las zonas de resistencia, bajan al valle en busca de energías dispuestos, tal vez, a intentar un nuevo ataque, de cara a la cada vez más cercana finalización del ejercicio.

Hay muchos frentes abiertos, y nunca llueve a gusto de todos. El posible acuerdo sobre el Brexit entre los británicos y la comunidad europea parecía que iba a ser un aliciente para volver a intentar derribar la barrera de los 9.200 - 9.230 puntos, pero la dimisión de ministros del Gobierno de Theresa May en cascada ha hecho dudar a muchos operadores sobre la cercanía del pacto.

Guerras comerciales, incertidumbre política, disparidad de resultados empresariales, posibilidad de recesión en Alemania con efecto arrastre sobre la vieja Europa y un largo etcétera que impide ver con claridad cuál puede ser la evolución de los precios para los próximos meses, semanas o días, dando a veces ganas de quedarse en liquidez esperando a que pase el chaparrón y escampe, aún a riesgo de dejar escaparse alguno de los primeros trenes, suponiendo que consiga arrancar alguno.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 9.189 y el mínimo en 9.018, para acabar cerrando en 9.073 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, sin poder superar, una vez más, la zona de resistencia.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras, o poco perdedoras: Los inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.040 o si no podemos con los 9.210 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.040 y de los 8.940 puntos respectivamente.

El escenario técnico continúa prácticamente igual que en el último comentario. Seguimos siendo incapaces de romper las zonas de resistencia y como si estuviéramos asistiendo a la primera lección de un manual de bolsa, bajamos a buscar apoyo a las primeras zonas de soporte donde la lucha entre el papel y el dinero se equilibra para volver a intentar superar los 9.200 y al no conseguirlo, volver  a la rueda del hámster.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana, (del ocho al 15 de noviembre), finaliza con una bajada de 103 puntos, que suponen una pérdida del 1,13 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 970, equivalentes a una minusvalía anual del 9,66 %.

Telefónica. Es junto a Iberdrola de los pocos valores que están capeando con pericia el temporal. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,30 para los medioplacistas o no pierda los 7,50 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Continúa asomado al precipicio de los 4,20, sin conseguir alejarse de las cercanías del peligro. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,20 euros.

BBVA. La cuestión de las comisiones mejicanas consiguió hacerle perder el equilibrio resbalando por la duna de los cinco en apuros. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,90 o recuperación de los 5,10 euros.

Iberdrola.  Vuelve a ser de lo mejorcito del mercado al funcionar una vez más como "valor refugio". Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,40 para los medioplacistas o no pierda los 6,60 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. La caída del precio del petróleo le ha jugado, una vez más, una mala pasada, pero la cota de los 15,10 (mínimo 15,07), confirmada en la recuperación de los 15,30, sigue siendo un zona de soporte muy importante y, al parecer consolidada. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 15,40 para los medioplacistas o no pierda los 15,60 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.