Black is black

Suenan Los Bravos en el moderno portátil, para celebrar que por fin conocemos la sentencia de las tarjetas de Caja Madrid, manteniendo, o reduciendo en algunos casos, las condenas a los principales implicados. Resumen de una época donde "los golfos apandadores" arrasaban con todo lo arrasable y para que no faltase nadie, estaban representantes de los tres grandes partidos; sin olvidar a los sindicatos ni a un ex jefe de la Casa Real, en un "Totum Revolotum" que haría las delicias de Berlanga, si pudiera salir de su tumba, para plasmar con su genialidad la esencia de una generación de corruptos que robaron por encima de nuestras posibilidades.

Decía Séneca que "Nada se parece tanto a la injusticia, como la justicia tardía", pero igual hay que echar mano al refranero castellano cuando dice aquello de "más vale tarde que nunca", porque lo de que "la justicia es igual para todos". No sé a ustedes, pero a mí me da la risa cada vez que lo escucho, sobre todo si recuerdo aquella historia de la mujer que fue condenada a más de dos años por gastarse 200 euros en pañales y comida con una tarjeta de crédito que encontró en la calle.

No le deseo la cárcel a nadie, pero no podemos olvidar que estos señores eran los responsables de Caja Madrid, entidad que acabaron rescatando con el dinero de todos, ascendiendo el total del rescate de Bankia, incluyendo el resto de las cajas que acabaron formando parte, a la friolera de 22.242 millones de euros que se dice pronto y de los que por cierto, no han devuelto prácticamente nada, pese a la insistencia de los políticos de entonces, en que no iba a costar ni un euro a los contribuyentes.     

Mientras, Italia y los juegos de sus políticos con la estabilidad del euro, contagian "la paura" a nuestro bolsín, especialmente al ver como se dispara su prima de riesgo y comprobar la elevada exposición de la mayoría de los bancos a la deuda italiana, superando en cinco mil millones de euros el importe del rescate Bankiano.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.304 y el máximo en 9.378, para acabar cerrando en 9.314. Mal cierre por hacerlo casi en los mínimos de la sesión, perdiendo las referencias de control.

El escenario técnico ha vuelto a deteriorarse, al haber perdido una tras otra todas las referencias de soporte para cada perfil de riesgo, por lo que seguiría siendo muy prudente hasta que el mercado vuelva a darnos alguna señal de suelo y vuelta, que de momento no se ha producido.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que trabajan los dos lados del mercado, salvo apoyo en la zona de los 9.110 o recuperación de los 9.390 puntos.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana, (del 27 de septiembre al cuatro de octubre), finaliza con un recorte de 213 puntos, que suponen una pérdida del 2,24 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 729, equivalentes a una minusvalía anual del 7,26 %.

Septiembre terminó con una leve caída del 0,11 %.

Telefónica. Ha tenido un tímido intento de recuperar la importante zona de siete, llegando a cambiar a 7,02 y parece evidente que si hay rebote, "Matilde" debería ser una de sus líderes pese al peso que supone su elevado endeudamiento, sus referencias no varían. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,80 para los medioplacistas o no pierda los 6,90 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Volvió en busca de apoyo en los famosos 4,20, desde donde intenta volver a rebotar sin mucha fuerza. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,30 euros.

BBVA. Su elevada exposición a la deuda italiana le está pasando factura y es que desgraciadamente no hay charco en el que no se meta y así no se sube. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,10 o recuperación de los 5,40 euros.

Iberdrola. Otro valor en el que tampoco termina de saltar la chispa. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,30 euros.

Repsol. Me encantan las semanas en que lo único que hay que hacer es modificar las referencias ajustándolas al alza. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 16,90 para los medioplacistas o no pierda los 17,10 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.