Sin novedad en el BCE

De nuevo las referencias externas al mercado, ayudan a consolidar el aspecto técnico, especialmente el rebote que ya tocaba, por la serie de jornadas bajistas, que habíamos encadenado entre finales de agosto y principios de septiembre.

La reunión del Banco Central Europeo (BCE) ha confirmado lo anunciado hace tiempo. Siguen pensando en finalizar en diciembre el programa de compra de deuda, retrasando hasta avanzado 2019 una posible subida del precio del dinero, por lo que numerosos analistas han decidido enviar a sus mesas de negociación, órdenes de compra, con la esperanza, tal vez, de recomponer sus maltrechas carteras.

El escenario técnico, aunque sea pronto para cantar victoria, ha vuelto a mejorar. La zona de soporte situada en torno a los 9.200, pese al susto del viernes siete, con el mínimo intradía en los 9.111, ha cumplido su función, por lo que un rebote hasta los 9.350 de hoy. Incluso hasta los 9.440 durante las próximas jornadas, entraría dentro de la “lógica” del mercado.

El problema es lo que sucederá después, ya que el siguiente movimiento debería ser: bien la continuidad alcista camino de los 9.600, o bien la bajada en busca de apoyo en torno a los 9.280. Aunque lo realmente importante es que seguimos dentro del peldaño comprendido entre los 9.200 y los 9.600 puntos. Atrapados en un cómodo lateral, en el que deberíamos seguir dando bandazos, algunas sesiones, hasta definir.

La apertura plana y con dudas, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.296 y el máximo en 9.387, para acabar la jornada en 9.329. Mal cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, pero positivo por haber conseguido recuperar algunas interesantes referencias de control.

La recomendación de carácter general, tras el aguante en la zona de los 9.200, ha pasado a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.280 o si no podemos con los 9.440 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.200 y de los 9.110 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del seis al 13 de septiembre), finaliza con un avance de 120 puntos, que suponen una ganancia del 1,31 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 715, equivalentes a una minusvalía anual del 7,12 %.

Telefónica. Sigue muy tocada y para colmo de males una importante casa de valores ha rebajado su precio objetivo. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,40 o recuperación de los 6,80 euros.

Banco de Santander. El apoyo en la zona de los 4,20 euros parece que ha activado las órdenes de compra. Mantener mientras siga cerrando por encima de ese nivel.

BBVA. Llegó a tocar el viernes los 5,118, acariciando su zona de soporte que habíamos situado en 5,10. El rebote de hoy parece que tiene fundamento, veremos si aguanta. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,20 para los medioplacistas o no pierda los 5,40 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Continúa floja y sin chispa. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,10 o recuperación de los 6,30 euros.

Repsol. Ha rebotado con mucha fuerza hasta encontrarse con la resistencia natural de los diecisiete euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 16,40 para los medioplacistas o no pierda los 16,80 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.
AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.