Turkexit

La serpiente de verano terminó por transformarse en cisne negro y Erdogan tocando la lira, hacia recordar, aunque por otros motivos, a Fideo en los tebeos del Capitán Trueno que acompañaron nuestra adolescencia, tanto que hasta el grupo Asfalto le dedicó una canción a finales de los 70, cuyo estribillo decía, para refrescar la memoria de los nostálgicos…”Ven Capitán Trueno, haz que gane el bueno, que el mundo está al revés”.

Y el mercado, para no ser menos, ha estado revuelto y patas arriba durante las últimas semanas, creando un mini pánico vendedor al resbalar al escalón inferior, comprenddo entre los 9.200 y los 9.600 puntos, del que estamos intentando salir con mucho miedo. Ya que pese a haber estado a punto, afortunadamente parece, aunque aún sea pronto para cantar victoria, que la sangre no ha llegado al río.

Menos mal que el volumen no ha acompañado las caídas y los rangos han sido estrechos; dándose el hecho curioso, para dar una idea del aburrimiento generalizado, que en la mayoría de los valores cotizados, especialmente en los directores, el número de acciones cambiadas de manos en la subasta de cierre era superior a las negociadas durante toda la jornada.

La apertura con mini hueco alcista, que fué cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.556 y el máximo en 9.630, para acabar cerrando en 9.567. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por hacerlo respetando algunas de las nuevas referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.520 o si no podemos con los 9.810 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.430 y de los 9.410 puntos respectivamente.

El aspecto técnico se ha complicado al haber descendido un peldaño, ya que pasariamos a estar limitados por los 9.600 (máximos del jueves 9.630) y protegidos por los 9.200 (mínimo de la semana pasada 9.357). Por lo que seguiría siendo muy prudente hasta definir en ese rango, aunque personalmente no me quedaría tranquilo hasta conseguir recuperar en algún cierre semanal la cota de los 9.810 puntos. Me encantaría equivocarme pero sospecho que igual tendremos que esperar algunas semanas. Aunque firmaba ahora mismo que fueran esos los niveles para el cierre trimestral a finales de septiembre.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

Las semanas, (del 9 al 23 de agosto), finalizan con un retroceso de 187 puntos, que suponen una pérdida del 1,92 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 477, equivalentes a una minusvalía anual del 4,75 %.

Telefónica. No pudo ser y perdió la zona de soporte complicándose todavía más su escenario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 7,30 o recuperación de los 7,50 euros.

Banco de Santander. Pese a los intentos desesperados del cuidador no pudo librarse del contagio de su colega de Bilbao. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,20 o recuperación de los 4,40 euros.

BBVA. Su elevada exposición en Turquía se ha llevado por delante sus soportes y la esperanza de alguno de sus accionistas, a su favor hay que decir que ha podido encontrar suelo en torno a los 5,40 euros, aunque todavía necesita confirmación. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,40 para los medioplacistas o no pierda los 5,50 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. No termina de definir, pese a que se ha acercado algunas jornadas a la zona de soporte. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,40 o recuperación de los 6,60 euros.

Repsol. El apoyo en la zona de los 16,10 durante las caídas de la última semana pudo ser una buena señal de entrada, aunque a toro pasado sea fácil decirlo. al tener en esa zona un improtante soporte que había sido el origen del último movimiento hasta los diecisiete euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 16,10 para los medioplacistas o no pierda los 16,30 para los perfiles más inquietos

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

 AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.