¡A la rica horchata!

Avanza el verano y ni si quiera el Ibex se resiste a la ola de calor, observando impasible como se derriten las cotizaciones goteando decimales hasta que los cazadores de gangas consideren un precio adecuado para activar las órdenes de compra, consiguiendo que la entrada de dinero detenga la sangría que supone la salida desordenada de papel.

Y en esas estamos, aburridos y a la espera de que cualquier chufa de Trump relacionada con la famosa “guerra comercial” y colgada en las redes sociales, tenga la difusión suficiente, para ir saltando de mesa de contratación en mesa de contratación, como una ola que cantaban nuestras folclóricas, para acabar provocando algún brusco movimiento en el mercado, pero sin despertarnos del todo de la siesta, que con tanto bochorno no está nadie para muchos sustos.

El rango lateral continúa intacto y si no fuera por aquello del refranero actualizado a nuestro bolsín de…”tanto va el Ibex al soporte que al final lo rompe”; todo parece indicar que nos toca seguir entre los 9.600 y los 9.960 puntos, a los que me he referido en otras ocasiones, al menos hasta la operación retorno. Salvo, claro está, que aparezca un “cisne negro” arrasando con el escenario.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que sigue abierto ayudando a consolidar el rebote. Oscilando la sesión entre el mínimo en 9.666 y el máximo en 9.783, para acabar cerrando en 9.698.

Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, perdiendo alguna de las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.680 o si no podemos con los 9.820 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.660 y de los 9.600 puntos respectivamente.

El aspecto técnico continúa más o menos igual que estas últimas semanas. No hay fuerza para romper la resistencia situada en torno a los 9.960, ni debilidad para perder el soporte de los 9.600. Y en esas estamos dando bandazos sin salir del rango. el último desde el máximo del martes 31 en 9.926 hasta el mínimo de ayer en 9.666, el 2,62 % en solamente dos sesiones.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”. 

La semana, (del 26 de julio al 2 de agosto), finaliza con un retroceso de 82 puntos, que supone una pérdida del 0,82 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 346, equivalentes a una minusvalía anual del 3,44 %.

Telefónica. Nuestro gozo en un pozo y parece que habrá que seguir teniendo apciencia para volver a ver los ansiados 8,10. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,50 euros.

Banco de Santander. Los 4,80 le atormentan provocando la salida de papel que le devuelve al campamento base. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,60 euros.
BBVA. Repitiendo la toma del ataque sin éxito a los 6,30 para bajar a buscar apoyo y descanso. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los seis euros.

Iberdrola. Ni chicha, ni limoná o el que espera desespera. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,40 o recuperación de los 6,60 euros.
Repsol. Ajusto unos céntimos las referencias aunque la clave siga siendo la pradera de los diecisiete. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 16,50 para los medioplacistas  o no pierda los 16,70 para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.