Sin rumbo definido

Bolsa

El mercado y los mercaderes parece que se han ido de vacaciones, dejando activadas las maquinitas de los robots con los motores al ralentí para que no hagan mucho escándalo ni movimientos bruscos que alteren la marcha de las cotizaciones.

Los rangos y el volumen son cada vez más birriosos y ni siquiera la publicación de resultados, en la mayoría de los casos, mejor de lo esperado, ayudan a recuperar cotas más altas que traigan algo más de tranquilidad, alejando de paso la incertidumbre.

Los ahorradores prefieren en estos días calurosos las inmersiones a las inversiones y así se entiende la apacible oscilación de los precios, en unas sesiones soporíferas en las que lo único interesante suele ser la apertura y el cierre, pudiendo dedicar el resto de la jornada a otras actividades menos productivas pero más placenteras.

Igual son capaces de dejarnos en este aburrido rango (9.600 - 9.960), hasta mediados de agosto. Sobre todo si tenemos en cuenta que no hay motivos ni para la depresión ni para la euforia, más ahora que la guerra comercial de los aranceles y las consecuencias del Brexit parecen relajarse. Y a nivel local sólo la capacidad de aguante del gobierno del Sánchez añade unas gotas de emoción a la evolución de nuestro bolsín.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que sigue abierto ayudando a consolidar el rebote. Oscilando la sesión entre el mínimo en 9.732 y el máximo en 9.789, para acabar cerrando en 9.780.

Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.730 o si no podemos con los 9.830 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.660 y de los 9.610 puntos respectivamente.

El aspecto técnico continúa extraño para tomar decisiones medioplacistas, dando a veces la impresión de una especie de quiero y no puedo; en la que no hay debilidad para perder la zona de soporte situada en torno a los 9.600, pero tampoco fortaleza para atacar la resistencia de los 9.830 puntos, cuya superación volvería a darnos una cierta tranquilidad, especialmente de cara al mes de agosto.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

Las semanas, (del 5 al 26 de julio), finalizan con un retroceso de 86 puntos, que suponen una pérdida del 0,87 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 264,  equivalentes a una minusvalía anual del 2,63 %.

Telefónica. Los resultados han sido muy bien acogidos por el mercado dándole un excelente impulso que ojalá les lleve hasta la resistencia de los 8,10, se continúa siendo el objetivo teórico de este movimiento. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,50 para los medipoplacistas o no pierda los 7,60 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Pese a los buenos resultados parece que el motor sigue gripado y tiene problemas de aceleración. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,60 para los medipoplacistas o no pierda los 4,70 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. No pudo con los 6,30, bajando hasta los 5,90 que era la zona donde había iniciado el último movimiento, marcando por tanto una nueva entrada. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los seis euros para los medipoplacistas o no pierda los 6,10 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Ha perdido sus dos zonas de soportes de referencia, por lo que conviene ser pacientes. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,40 o recuperación de los 6,60 euros.

Repsol. La cota de los diecisiete no era moco de pavo y al final ha acabado resbalando por el tobogán de los dieciséis. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 16,40 para los medioplacistas  o no pierda los 16,60 para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.
AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación