Cambio de carteras

Contra todo pronóstico, al menos para mí, y en apenas una semana, hemos pasado de aprobar los PGE, a ver cómo Pedro Sánchez tomaba el relevo de un amortizado Rajoy, gracias al cambio del PNV, que ha sido la clave con sus cinco votos para que saliera adelante la moción de censura.

El mercado más preocupado por las turbulencias italianas que por aspectos domésticos, ha terminado valorando tanto la rapidez del cambio como la continuidad del mismo, al menos en cuanto a la vocación europea se refiere.

Curiosamente y como es sabido que es imposible contentar a todo el mundo, la composición del nuevo gobierno con once mujeres marcando en % un nuevo record europeo, ha sido valorado muy positivamente por casi todos. Excepto por los dirigentes de Podemos, que se sienten excluidos pese a ser los que en teoría le han brindado más apoyo, y por los independentistas catalanes, que se han tomado como una afrenta el nombramiento de Borrell en Exteriores.

Volviendo a las carteras bursátiles, los problemas de Italia, han afectado especialmente a las cotizaciones del sector bancario, que han sido las más castigadas, pese a que parece que han podido tocar fondo iniciando tímidos rebotes, cuya consistencia falta por confirmar.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.814 y el máximo en 9.940, para acabar cerrando en 9.829. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.710 o si no podemos con los 9.960 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.630 y de los 9.520 puntos respectivamente.

El aspecto técnico ha mejorado algo ante la posibilidad de haber conseguido formar un nuevo suelo temporal, marcando la zona de mínimos en torno a los 9.400, como referencia de control.

Por arriba, la cota situada en torno a los 9.960, se convierte en la resistencia a batir, y aunque sea pronto para cantar victoria, el caso es que hemos vuelto a meternos en el antiguo movimiento lateral, situado entre los 9.800 y los 10.200 puntos, que pasaría a ser el objetivo de este impulso, siempre y cuando no perdamos la zona de soporte mencionada.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana, (del 31 de mayo al siete de junio), finaliza con un avance de 363 puntos, que suponen una ganancia del 3,84 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 215, equivalentes a una minusvalía anual del 2,14 %.

Telefónica. La recuperación de los 7,60 volvió a meternos en la partida alcista, pese a seguir teniendo una debilidad manifiesta. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,60 para los medioplacistas o no pierda los 7,70 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Un doble suelo en torno a los 4,55 ha provocado la entrada de papel frenando la caída del precio. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,70 euros.

BBVA. Una vez recuperados los 5,90 intenta sujetarse en la media docena de euros, donde se la juega. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los 6,10 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Ha rebotado con fuerza una vez recuperada la importante referencia de los 6,10. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,30 para los medioplacistas o no pierda los 6,40 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Continúa con su fiesta alcista, por lo que esta semana nos limitamos a ajustar los stop de recogida de beneficios para que no se evaporen. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 16,40 para los medioplacistas o no pierda los 17,10 euros para los perfiles más inquietos.

Feliz semana y como siempre, mucha suerte en la bolsa y en la vida.
AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación