Campamento base

El Ibex sigue buscando suelo desesperadamente, dando la impresión de que puede haberlo encontrado a estos niveles, (9.640 - 9.490), donde la entrada de dinero frena la salida de papel, pero sin la fuerza suficiente para iniciar tan siquiera un tímido rebote, que para darle validez, debería ser capaz de llevarnos más allá de los 9.910 puntos, donde podemos situar la zona de resistencia más cercana.

Hay miedo en el mercado y muchos inversores han preferido retirarse a sus cuarteles de invierno, viendo los toros desde la barrera de la liquidez, ante un escenario de posibles subidas, tanto del precio del dinero como de la inflación que no augura nada bueno, especialmente para las empresas y familias que continúan muy endeudadas.

Pese a todo, la renta variable sigue siendo uno de los activos de riesgo más recomendables. Siempre y cuando no le dediquemos más del 30 % de nuestro patrimonio. Sobre todo para aquellos inversores que son muy selectivos y se acercan a la bolsa casi como si fueran al hipódromo a ver las carreras de caballos, porque en pocos sitios se puede ganar, por poner un ejemplo, casi el 8 % en una jornada, como ha sucedido hoy con los que hubieran apostado por llevar algunas ACS en su cartera de valores.

La apertura con hueco alcista que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 9.666 y el mínimo en 9.564, para acabar cerrando en los 9.646. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, recuperando por los pelos una interesante referencia de control.

La recomendación de carácter general es la de MANTENER las posiciones ganadoras, o poco perdedoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.640 o si no podemos con los 9.910 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.560 y de los 9.490 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue complicado, ya que pese al posible suelo en torno a los 9.600 - 9.490, que hemos comentado. No me quedaría tranquilo hasta que veamos un cierre semanal por encima de los 9.640, confirmando el final de hoy, porque supondría meternos de nuevo en el escalón lateral situado entre los 9.600 y los 9.910 puntos, con sus correspondientes filtros de seguridad.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana, (del uno al ocho de marzo), finaliza con un retroceso de 92 puntos, que suponen una pérdida del 0,95 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 398, equivalentes a una minusvalía anual del 3,96 %.

Telefónica. Vuelve a intentar escalar por la pista del ocho y sobre los 8,10 tiene el primer examen. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,90 para los medioplacistas o no pierda los ocho euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ha bajado en busca de los 5,43 donde curiosamente finalizaría su zona de soporte (5,50 - 5,43), y parece que intenta rebotar tímidamente. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,40 euros.

BBVA. Continúa dando señales evidentes de debilidad. Liquidez salvo recuperación de los 6,70 euros.

Iberdrola. Parece que aguanta en torno a los 5,90, pero en tierra de refranes de cántaros y fuentes, cualquiera se fía. Liquidez salvo recuperación de los 6,10 euros.

Repsol. El antiguo soporte de los 14,10 se convierte ahora en resistencia y en interesante referencia de control. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 13,90 o recuperación de los 14,10 euros.

Feliz semana y como siempre, mucha suerte en la bolsa y en la vida.
AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.