Buscando suelo

El castigo puede parecer excesivo, sobre todo si nos fijamos en los resultados de la mayoría de las empresas cotizadas que siguen siendo máquinas perfectamente engrasadas para seguir ganando dinero a espuertas.

Otra cosa diferente es la manera de conseguir esos beneficios porque en el caso de la banca el hecho de que uno de cada tres euros de los que ganan, sea generado por las abusivas comisiones con las que sangran a sus numerosos clientes parece que chirría en exceso y no augura nada bueno.

El caso es que los mercados parece que, una vez recuperados del último susto, intentan encontrar suelo casi desesperadamente y en el caso del IBEX 35, da la impresión de haberlo encontrado en torno a los 9.600 puntos.

El mínimo del pasado viernes en 9.581 puede haber sido un punto de inflexión desde el que intentar construir un tímido rebote que para darle validez debería llevarnos por encima de los 9.910 puntos.

El problema es el de siempre y es que al estar la mayoría de los gestores y pequeños inversores “pillados”, salvo aquellos pocos que cubren sus carteras con derivados para minimizar las pérdidas, la posible recuperación, en el caso de que se produzca, será para perder menos en lugar de para ganar más.

La apertura con hueco alcista que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 9.832 y el mínimo en 9.674, para acabar cerrando en los 9.714. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, sin conseguir recuperar la primera referencia de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los mínimos anuales en torno a los 9.580 o recuperación de los 9.740 puntos.

El aspecto técnico pese a su evidente deterioro invita a una cierta esperanza. La recuperación de la cercana cota de los 9.740 volvería a meternos en la partida, pese a que sin un cierre semanal por encima de los 9.910 puntos, sigan pintando bastos. Ni que decir tiene que la pérdida de los 9.580 nos dejaría de nuevo ante el vacío abismal.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del 8 al 15 de febrero), finaliza con un retroceso de 41 puntos, que suponen una pérdida del 0,42 %, dejando al IBEX 35 con una bajada de 329, equivalentes a una minusvalía anual del 3,28 %.

Telefónica. No termina de encontrar su lugar en el mundo, pese a que muchos analistas fundamentales siguen tirándose de los pelos sin entender las valoraciones que le da el mercado. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,50 euros.

Banco de Santander. Una vez consolidado el apoyo en torno a los 5,40, la cota de los 5,80 se convierte en el próximo objetivo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,40 para los medioplacistas o no pierda los 5,50 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Haciendo equilibrios para no despeñarse por la ladera de los siete euros. Liquidez salvo recuperación de los 7,10 euros.

Iberdrola. Otro valor que se la juega en el cambio de euro. Mantener mientras no pierda la media docena al cierre.

Repsol. Complicándose eexcesivamente su escenario. Liquidez salvo recuperación de la zona de los catorce euros.

Feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.
AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.