El resbalón

El mercado ha terminado por contagiarse de la temperatura ambiente, formando importantes capas de hielo que han hecho resbalar a la mayoría de las cotizaciones, con el pequeño problema añadido que muchas de ellas, especialmente las más endeudadas, no consiguen recuperarse ni con asistencia médica.

Se han juntado las enormes plusvalías con las ganas de vender y en Estados Unidos tras el relevo de Jerome Powell por Janet Yellen en la dirección de la FED, las primeras declaraciones sobre inflación y subidas del precio del dinero, no han sido bien recibidas por los inversores afectados por el soroche o mal de altura. No podemos olvidar, que el Dow Jones ha conseguido encadenar durante el mes de enero la friolera de dieciséis máximos históricos prácticamente sesión tras sesión.

La fortaleza del euro llegando a superar el 1,25 en su cambio con el dólar, pese a que el acuerdo de gobierno en Alemania entre Merkel y el SPD ha relajado la presión llevándolo camino del 1,22 puede ser otro de los motivos. Aunque la clave sea la posible subida de los tipos de interés, que puede traer consecuencias nefastas, al tener que dedicar tanto las familias, como las empresas y el Estado muchos más recursos al pago de las deudas.

Como dato curioso hay empresas cotizadas que deben más que su valor en bolsa y aunque las comparaciones sean odiosas, algo así nos pasa a la gran familia española al deber prácticamente el 100 % del PIB. Menos mal que la prima de riesgo ha llegado a tocar esta semana los 66 puntos básicos y los inversores están encantados en seguir prestándonos, pero imaginen por un momento como harían ustedes para llegar a fin de mes, si su núcleo familiar debiese la totalidad de los ingresos que entran en su casa durante todo el año.

La apertura con hueco bajista que sigue abierto complicando el escenario, oscilando la sesión entre el máximo de los 9.959 y el mínimo en 9.726, para acabar cerrando en los 9.756. Muy mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión cada vez más alejados de la primera referencia de control.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los mínimos semanales en torno a los 9.720 o recuperación de los 9.910 puntos.

El aspecto técnico se ha deteriorado enormemente, pasando a ser bajista salvo recuperación de la cota de los 9.800 – 9.910 puntos. No fuimos capaces de derribar el muro de los 10.650, condición “sine qua non” para subir al paraíso, bajando a buscar el soporte de los 10.200 donde deberíamos haber aguantado y al no poder hacerlo, comenzó la debacle a la que es difícil encontrar una explicación lógica.

Estaría al margen hasta definir el próximo movimiento, reservando la mayor parte de liquidez, mientras que el mercado no de alguna señal de suelo o vuelta, ya que sin recuperar la importante cota de los 9.910 puntos en cierre semanal, no hay nada que hacer, al estar ante simples rebotes de los llamados del “gato muerto”. Es decir subir en algunos momentos de euforia, para seguir cayendo en la profunda depresión.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del uno al ocho de febrero), finaliza con un retroceso de 643 puntos, que suponen una pérdida del 6,18 %, dejando al IBEX 35 con una bajada acumulada de 288, equivalentes a una minusvalía anual del 2,86 %.

Telefónica. Cada vez peor o si lo prefieren buscando suelo desesperadamente. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 7,50 o recuperación de los 7,90 euros.

Banco de Santander. La pérdida de sus referencias de control le ha dejado bailando en zona de nadie. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,40 o recuperación de los 5,80 euros.

BBVA. El apoyo en la zona de los 7,10 euros, (mínimo en torno a los 7,05), puede considerarse una señal de entrada. Mantener mientras no los pierda al cierre.

Iberdrola. No pudo aguantar en los 6,50 bajando a buscar apoyo en la zona de los seis euros donde al igual que el BBVA se encontró con su zona de soporte. Mantener mientras no pierda la media docena de euros al cierre.

Repsol. Otro que no ha podido resistir la presión vendedora dejándose casi un euro en el intento. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 14,10 o recuperación de los 14,30 euros.

Feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.