Puentibex

El Ibex se apunta al puente, negándose a aumentar su productividad, con escaso volumen y pocas ganas de regalar las plusvalías necesarias para financiar los excesos navideños para aquellos afortunados ciudadanos con capacidad de ahorro, que invierten una parte del mismo en renta variable nacional.

No hay nada que celebrar, salvo la posibilidad de seguir refinanciando la deuda salvaje a tipos de interés cercanos a cero, e incluso negativos en los plazos de vencimiento más cortos. Mientras seguimos haciendo equilibrios para no perder la importante cota de los 10.200 puntos, a la que podemos darle su correspondiente filtro de seguridad. Recurriendo al topicazo gallego podemos decir que seguimos sin saber si bajamos o subimos, o si el vaso del Ibex está medio lleno o medio vacío.

El tradicional Rally de Navidad, del que muchos aficionados bursátiles siguen esperando ansiosos la fecha de salida, da la impresión que debido a los problemas con la escudería catalana en la subida al puerto del 21-D, este año no podrá celebrarse y será suspendido hasta nuevo aviso.

Salvo que a última hora, la federación alemana, con la ayuda del SPD decida reeditar la “Grosse Koalition”, dejando gobernar de nuevo a Angela Merkel, logrando un acuerdo antes de enero, lo que llevaría con bastante posibilidades a bajar la bandera de salida, aunque sólo fuera para el sprint final.

La apertura plana y con dudas, oscilando la sesión entre el máximo de los 10.271 y el mínimo en 10.171 para acabar cerrando en 10.262. Muy buen cierre por hacerlo en la cresta de la ola, intentando alejarse de la zona de los 10.200 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.180 o si no podemos con los 10.580 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.140 y de los 10.080 puntos respectivamente.

El aspecto técnico continúa prácticamente igual, al estar estacionados en la frontera entre dos escalones. El superior, con permiso de los 10.330, habilitaría el recorrido hasta los 10.600. Y el inferior con parada y fonda en torno a los 9.800 puntos. Esta semana prefiero no mojarme porque la indefinición es total, pero si tuviera que apostar lo haría por la continuidad alcista.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del 30 de noviembre al 7 de diciembre), finaliza con un avance de 52 puntos, que suponen una ganancia del 0,51 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 910, equivalentes a una plusvalía anual del 9,74 %.

Telefónica. Le está costando mucho esfuerzo mantenerse en la zona de los 8,60, pero es donde se la juega, si quiere seguir avanzando hacia los 9,10, que sería el objetivo teórico de este movimiento. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,60 euros.

Banco de Santander. Como en la famosa canción de los Rolling parece que lo intenta, pero sin poder conseguirlo. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,30 o recuperación de los 5,60 euros.

BBVA. Incapaz de romper el interesante movimiento lateral en el que se ha quedado pillado, entre aproximadamente los 7,02 – 7,05 y los 7,26 – 7,30. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,10 euros.

Iberdrola. Parece que tiene ganas de volver a jugar al siete y medio, mejor que vaya piano piano como dicen los italianos, pero de momento la recuperación de los 6,70 ha vuelto a meterle en la partida. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,60 para los medioplacistas o no pierda los 6,70 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Esta semana ha vuelto a chocar contra los 15,60, sin que de momento quiera abrirse la muralla. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 15,30 para los medioplacistas o no pierda los 15,40 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.