Indicios sobrecogedores

El panorama de nuestro querido bolsín vuelve a ser desolador, no solo por encadenar una serie de siete sesiones bajistas que hacia tiempo que no se producían, sino porque volvemos a asomarnos al precipicio de los 10.200, en el que no se ve fondo, salvo un pequeño asidero en torno a los 10.120 puntos que podemos considerar una de las últimas esperanzas de soporte, ya que su pérdida abriría el camino hacia los 9.800, con permiso de los siempre psicológicos diez mil.

Los resultados de las empresas cotizadas, que no han sido malos, (en la mayoría de los casos mejor de lo esperado), han ayudado a separar el grano de la paja, funcionando el mercado como un juez implacable tanto para lo bueno como para lo malo, ayudando a elevar o derribar las cotizaciones.

Cataluña, como problema enquistado de difícil solución, empieza a pasar factura económica, afectándoles no solo a ellos sino también al resto del Estado. Muchos analistas coinciden en que las elecciones del 21-D, no van a solucionar nada, incluso podrían complicar todavía más el escenario, si en lugar del empate técnico esperado se produce una victoria del llamado bloque nacionalista obteniendo más de la mitad de los votos.

Si el partido del Gobierno fuera un equipo ciclista participando en el Tour de Francia, probablemente a su líder le sería retirado el maillot amarillo por presunto dopaje y aunque España sea diferente y pueda parecer un disparate, al mundo financiero, especialmente al anglosajón, no le gustan ese tipo de asuntos, que suelen tener en cuenta en sus decisiones de inversión.

Si Wall Street, que no deja de marcar máximos históricos, empieza a corregir, parece evidente que podríamos ir detrás, sobre todo si tenemos en cuenta el buen ejercicio que llevamos con revalorizaciones superiores al 10 %.

Siento verlo así y me encantaría equivocarme, pero ya saben los que conocen el mercado, que la percepción, puede variar en cuestión de semanas, días, horas o incluso minutos, en función de los soportes y de las resistencias que se pierdan o rompan. Por lo que modificando la canción de Serrat, hoy me despido cantando…”Escapad bolsistas tiernos, que este IBEX está enfermo y no esperéis mañana lo que no os dió ayer, que no hay nada que hacer”.

La apertura plana y con dudas, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.117 y el máximo de los 10.244, para acabar cerrando en los 10.141 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, alejado de las referencias de control.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 9.800 o recuperación de los 10.210 puntos.

El aspecto técnico se ha deteriorado enormemente, sobre todo si no somos capaces de recuperar al cierre semanal la importante cota de los 10.210. Hemos bajado un peligroso y resbaladizo escalón pasando a estar protegidos por los, de momento, alejados 9.800 y limitados por la zona situada entre aproximadamente los 10.210 y los 10.300 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 2 al 9 de noviembre), finaliza con un retroceso de 317 puntos, que suponen una pérdida del 3,03 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 789, equivalentes a una plusvalía anual del 8,44 %.

Telefónica. La pérdida de los 8,90 ha vuelto a complicar su escenario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 8,30 o recuperación de los 8,80 euros.

Banco de Santander. Otro valor que no ha tardado mucho en subirse al tobogán. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,30 o recuperación de los 5,60 euros.

BBVA. Nuestro gozo en un pozo ya que saltó el stop de protección de los escasos beneficios acumulados .Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,90 o recuperación de los 7,30 euros.

Iberdrola. Ha sufrido al igual que todos sus colegas, a excepción de Repsol, un importante cortocircuito. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,40 o recuperación de los 6,70 euros.

Repsol. Esta semana ha sido casi el único en aguantar el temporal. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 15,70 euros.

Como siempre feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.