Entre Cataluña y los resultados

La temporada de resultados ha empezado y las empresas cotizadas pasean por la pasarela mostrando sus logros y fracasos, mientras el mercado se convierte en juez implacable que dicta su sentencia apretando el botón de compra o de venta según los casos. Si las empresas siguen ganando dinero a espuertas acercarse a la zona de resistencia estaría casi garantizado, al convertirse en uno de los indicadores más fiables para poder seleccionar los valores que debemos tener (o no) en nuestra cartera.

Mientras el tema de la posible declaración de independencia de Cataluña y la reacción del Gobierno con el ya famoso 155, continúa siendo el lastre más pesado que arrastra el mercado, especialmente nuestro Ibex 35, ya que tanto algunos índices europeos como los norteamericanos van a su bola, ajenos al problema, marcando nuevos máximos históricos prácticamente sesión tras sesión.

La torpeza de los políticos, sin excluir a ninguno, nos está llevando a un callejón sin salida en la que veo difícil solución. Los nervios están a flor de piel y los viejos fantasmas del pasado vuelven a estar de rabiosa actualidad, sin que desgraciadamente sean disfraces del cada vez más popular y cercano Halloween.

Opinar diferente te convierte en enemigo y candidato a la crucifixión y no digamos si te atreves a hacerlo criticando los excesos y errores de los dos bandos, porque entonces como dirían los castizos, "te van a dar hasta en el carnet de identidad", por lo que igual es mejor hacer caso a nuestras madres, cuando decían aquello de: "hijo mío, no te metas en política", y centrarnos en los soportes y resistencias.

La apertura con hueco de agotamiento de subida que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.167 y el máximo de los 10.276, para acabar cerrando en los 10.197 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por estar casi en los 10.200 puntos, cara al viernes de vencimientos de hoy.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.180 o si no podemos con los 10.340 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 10.180 y de los 10.140 puntos respectivamente.

El aspecto técnico está cada vez más confuso, casi de mírame y no me toques, o al menos no me analices. Encerrados en el mismo rango que se estrecha cada vez más, con una zona de soporte situada en torno a los 10.140 y otra de resistencia entre aproximadamente los 10.340 y los 10.410 puntos, que no hay manera de superar.

Como comentaba más arriba, estamos entre Cataluña y los resultados. Ya que si se complica la situación política, la pérdida de los soportes de referencia sería bastante probable. Por el contrario, si surge alguna posibilidad de acuerdo y los resultados de las empresas acompañan, la continuidad alcista estaría casi garantizada.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 12 al 19 de octubre), finaliza con un retroceso de 78 puntos, que suponen una pérdida del 0,76 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 845, equivalentes a una plusvalía anual del 9,04 %.

Telefónica. La pérdida de los nueve euros, complica su escenario poniéndole en una situación complicada. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 8,90 euros.

Banco de Santander. Ha descontado esta semana cuatro céntimos del dividendo por lo que podemos dar por buena la referencia de control pese a haber cerrado en 5,571 euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,60 euros.

BBVA. Continúa bastante más débil que su colega cántabro. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,90 o recuperación de los 7,30 euros.

Iberdrola. Al igual que con la cotización del Santander y pese a que ha cerrado en 6,684, considero válidas sus referencias por aproximación. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,50 para los medioplacistas o no pierda la zona de los 6,70 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. No termina de arrancar y la caída del precio del petróleo le está pasando factura. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 15,20 euros.

Como siempre feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.