El Ibex detenido

Son ya nueve sesiones encerrados en el estrecho rango comprendido entre el soporte de los 10.200 y la resistencia de los 10.450, sin ser capaces de romperlo y cada vez más descorrelacionados con los índices europeos, por no hablar de los de Estados Unidos que siguen marcando máximos históricos prácticamente sesión tras sesión.

Las declaraciones de Yellen tras la reunión de la FED de ayer han dado alas al sector financiero, que ha terminado por animar la jornada, al ser prácticamente los únicos valores capaces de terminar en verde, al descontar el mercado que las posibles futuras subidas del precio del dinero puedan beneficiar a sus cuentas de resultados.

Mención aparte merecen las cotizaciones tanto de La Caixa como del Banco Sabadell, ya que pese al rebotillo de hoy, sus accionistas tuvieron que ver como se evaporaban el miércoles casi 900 millones de euros, afectados por la peligrosa deriva que está teniendo la torpeza de los gobernantes de ambos lados; incapaces de encontrar soluciones políticas, al pensar únicamente en el resultado de las próximas elecciones, tapando, de paso, sus respectivos casos de corrupción, en lugar de en mejorar el presente y el futuro de los ciudadanos, solucionando problemas en lugar de creándolos, que es para lo que les votamos y pagamos.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.266 y el máximo de los 10.340, para acabar cerrando en los 10.297 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, incapaces de recuperar la importante cota de los 10.340 puntos.

La recomendación pasa a ser contradictoria, ya que para los perfiles más inquietos es la de LIQUIDEZ o cortos salvo apoyo en la zona de los 10.200 o recuperación de los 10.340 puntos. Mientras que para los moderados y los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras, siempre y cuando sigamos cerrando por encima de la zona de los 10.200 puntos.

El aspecto técnico se ha deteriorado de nuevo, al seguir estrechándose el rango en el que nos encontramos, debido a que estamos a sólo 140 puntos entre el soporte y la resistencia de referencia, sin ser capaces de definir el actual movimiento. En caso de ruptura las zonas de los 10.500 y de los 9.800, pasarían a ser las siguientes referencias de control.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 14 al 21 de septiembre), finaliza con un retroceso de 64 puntos, que suponen una pérdida del 0,62 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 945, equivalentes a una plusvalía anual del 10,10 %.

Telefónica. Parecía que se iba a atrever con la cota de los 9,30, pero la salida de papel le ha devuelto casi al punto de partida, de hecho las referencias siguen siendo las mismas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,90  para los medioplacistas o no pierda los nueve euros para perfiles más inquietos.

Banco de Santander. No ha llegado en este impulso hasta el objetivo de los 5,80, pero está cada vez más cerca. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,50 para los medioplacistas o no pierda los 5,60 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Hoy lo ha intentado pero se estrella contra la zona de casi siempre. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,30 para los medioplacistas o no pierda los 7,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Continúa igual que en el último comentario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,60 o recuperación de los 6,80 euros.

Repsol. Esta semana ha sido el que mejores notas ha sacado en la clase. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 14,90 para los medioplacistas o no pierda los 15,30 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.